JORNADA LEXISNEXIS

Oportunidades de los ADAS y el coche conectado

 

La incorporación de sistemas avanzados de asistencia a la conducción (ADAS) en los vehículos, la llegada del coche conectado y la aplicación de estas tecnologías al sector asegurador fueron los temas centrales de la jornada de Lexis Nexis Risk Solutions.

 

“Los coches con ADAS tienen menos accidentes. Hay mucho interés en su desarrollo por parte de las instituciones y creemos que es el momento de hacer uso de ellas también por parte del sector asegurador. Los clientes se pueden beneficiar de un precio más bajo. Y las aseguradoras pueden ser más competitivas, con una oferta más ajustada al riesgo”, afirmaba Yon Munilla, managing director Spain de la firma.

Sin embargo, la incorporación de los ADAS en la tarificación no es sencilla. “Estos sistemas pueden tener diferentes nombres, funciones, calibración, etc., dificultando su uso para la tarificación”, reconocía. Con el fin de resolver este problema, su compañía ha creado un catálogo de ADAS de los diferentes fabricantes, “para que puedan ser entendidos y aplicados por las aseguradoras”.

“El primer reto es la normalización. Cada fabricante llama de forma diferente a sus funciones de seguridad. Tenemos que usar una codificación estándar para que las aseguradoras lo puedan utilizar. Hemos creado una taxonomía que estandariza todas estas funciones. Además, las hemos categorizado en función de su comportamiento. También hemos creado un ‘rating indicator’, dependiendo de cuán seguro es el vehículo”, detallaba. 

Así, la compañía ha logrado identificar 65 funciones, que se ordenan en 31 grupos que tienen un comportamiento similar. Además, ha acotado 28 funciones ‘core’, que son las que tienen mayor repercusión en la reducción de la frecuencia siniestral. A partir de ello, ha desarrollado un indicador de 0 a 5 puntos que valora la seguridad que ofrece el vehículo según los ADAS embarcados, concediendo mayor relevancia en caso de incorporar funciones ‘core’ o determinadas combinaciones de sistemas. Además, destacó que se trata de un rating específico para cada vehículo, a partir del número de bastidor facilitado por la aseguradora.

 

 

De este modo, Lexis Nexis ha realizado pruebas con 17 aseguradoras de cuatro países europeos —7 de ellas en España—, que han remitido 2,7 millones de números de bastidor de automóviles posteriores a 2014, cuando empezaron a instalarse los ADAS. Según sus datos, el 31% de los vehículos estudiados tienen un rating de 1 punto, mientras que el 26% disponen de un rating de 2 o más puntos.

“Hemos demostrado el valor incremental de los ADAS en la reducción del riesgo. Los resultados han sido muy satisfactorios”, comentaba Munilla. En cuanto a su efecto sobre la siniestralidad, precisó que los vehículos con un rating mayor de 1 punto obtienen una reducción del 14% en su índice de siniestralidad en RC culpable. Además, la compañía ha detectado que los vehículos que incorporan al menos una función ADAS del grupo ‘core’ presentan 11 puntos menos de frecuencia relativa y 10 puntos menos de índice de siniestralidad que los vehículos sin funciones ‘core’.
coche conectado

El siguiente paso en la evolución de los ADAS es su vinculación con el coche conectado. “El coche conectado va a ofrecer datos más dinámicos”, señalaba Sherezad Rehman, senior director European Connected Car LexisNexis Risk Solutions.

Además, contribuirá a derribar algunas de las barreras que dificultan la penetración de los seguros basados en el uso (UBI, por sus siglas en inglés), como el coste de la instalación y mantenimiento del dispositivo, el coste del procesamiento de datos o los posibles problemas en torno al consentimiento en el uso de los datos. Así, opina que el coche conectado es el futuro de los UBI, puesto que ya existe un volumen importante de vehículos conectados —más del 90% de los coches nuevos en España ya los son— y porque reducen el coste de adquisición de datos, además de mejorar la experiencia de consumidor.

Especificó que Lexis Nexis ya ha firmado acuerdos con varios fabricantes de automóviles —grupo FCA, BMW o Mercedes-Benz— y pronto formalizará nuevas alianzas —está negociando con KIA y el grupo PSA—, además de contar con preacuerdos con otros cuatro fabricantes para el próximo año. Así pues, la compañía se postula como puente entre los fabricantes y las aseguradoras, evitando que éstas tengan que negociar con cada marca, realizar integraciones tecnológicas con cada fabricante o normalizar los datos de cada uno de sus modelos de automóviles. 

En cuanto a las aplicaciones prácticas del coche conectado, explicó que Lexis Nexis está trabajando sobre varios casos de uso, aprovechando los datos de kilometraje, ubicación, comportamiento al volante e información en caso de accidente. Además, Munilla adelantó que, después de UK e Italia, el siguiente mercado será España donde buscaran 2 compañías aseguradoras que les acompañen en su lanzamiento.   I