FESBAL /  Microdonaciones
 

‘Alimenta la Cadena’ 

 

‘Alimenta la Cadena’ es una campaña de microdonaciones que se viene desarrollando desde hace ya siete años por Crédito y Caución. Nació con la idea de dar soporte a la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) y a los 54 Bancos de Alimentos asociados para paliar la crisis que genera unos efectos sociales a los que no se puede permanecer ajenos.

La iniciativa nació con la idea de dar soporte para paliar, en un inicio, los efectos sociales de la crisis económica de 2008. Hoy en día, este apoyo es aún más importante por las secuelas económicas y sociales que ha provocado la crisis sanitaria de la pandemia de la Covid-19, que ha dejado a muchas personas  y familias en paro y en situación de vulnerabilidad e incapaces de atender sus necesidades básicas de alimentación. 

 

La crisis por la Covid-19 ha dejado a muchas personas y familias en situación de vulnerabilidad e incapaces de atender sus necesidades básicas de alimentación

 

Desde 2014, FESBAL viene recibiendo el Premio Solidario del Seguro de de Crédito y Caución. La relación que se ha construido se fortalece así año tras año. 

Este ya asentado proyecto solidario, de diseño sencillo, pero a la vez sólido, busca doblar como empresa la aportación solidaria que efectúen las personas; reuniendo hasta un total de 100.000 euros anuales, esto hasta que la tasa de paro descienda del 15 %.

En sus inicios, la campaña contaba solo con el apoyo de los empleados de la aseguradora. Sin embargo, en la actualidad la iniciativa se ha abierto al público en general y cualquier persona que desee colaborar lo puede hacer a través de la plataforma solidaria Teaming.net. 

La aportación mensual es de dos euros, lo que a final de año se traduce en 24 euros por cada microdonante. I

 

 


Covid-19

• En 2020 se incrementaron en un 50% el número de beneficiarios atendidos por los Bancos de Alimentos a través de las entidades sociales con las que colaboran, reflejando las consecuencias de la pandemia.

Más de millón y medio de beneficarios

• En 2020, los Bancos de Alimentos repartieron más de 158,7 millones de kilos, que llegaron a 1.560.000 beneficiarios, personas vulnerables y necesitadas, a través de una red de más de 7.955 instituciones benéficas, y todo ello gracias al esfuerzo de 3.327 voluntarios permanentes.