1.

¿Qué es para ti la libertad? 

La posibilidad de pensar, decidir y hacer lo que quieras dentro de un espacio limitado, el que marcan mis valores y el que me dejan las leyes.


2.

¿Qué tipo de personas te parecen más atractivas? 

Las discretas, trabajadoras y con sentido del humor. Las que no presumen de nada teniendo motivos para ello.


3.

¿Cómo definirías la reputación? 

El buen nombre o la fama de una persona o institución. La reputación siempre ha de estar basada en los hechos y en la realidad, no en la apariencia.


4.

Si pudieras elegir una película para ser la protagonista, ¿cuál sería? 

Me entra la risa, pero me encantaría ser Kate Winslet, en Titanic. Inteligente, preparada, rebelde y bella, que se resiste a aceptar el papel de mujer que le tocaba asumir, de florero, y decide rebelarse para vivir otra vida con independencia a la presión de su familia y la sociedad..., y encima con un personaje como Jack.


5.

¿Cuál es el recuerdo de tu infancia que tienes más vivo? 

La casa de mis abuelos maternos, en un pueblecito de Zamora. Todos juntos, en torno al fuego, y mi abuelo relatando historias. Recuerdo su cara llena de arrugas, sus manos fuertes y grandes, sus pies metidos en albarcas fabricadas con cuero, su pelo blanco, esa mirada dulce y acogedora que me daba confianza, su inteligencia natural para darte lecciones de vida sencillas y que me han acompañado el resto de mi vida. 


6.

¿Hay alguna cultura que admires?  

Sí, la española porque está basada en el ingenio, la lucha y la conquista.