Una propuesta de valor diferencial para corredores 

 

 

MetLife eligió la Semana del Seguro para presentar su renovada propuesta de valor para el canal de corredores; con ella busca un doble objetivo: ampliar sus líneas de negocio en España y ofrecer a los consumidores la cada vez más demandada protección a través de diferentes canales de distribución.

Óscar Herencia, vicepresidente para el Sur de Europa y director general de MetLife Iberia, reconoció que, al comienzo de la pandemia y del confinamiento, pensó que el negocio iba a cambiar y que había que adaptarse a las nuevas circunstancias. Aunque admite que inicialmente creyó que “el negocio face to face se iba a caer” ha sido el que mejor ha evolucionado durante estos dos años en los países en los que tiene responsabilidad. De ello, argumenta, podemos extraer dos conclusiones: el canal de corredores ha sabido “reinventarse”, adaptarse a las necesidades del cliente, y, por otra parte, “ha quedado clara la importancia del contacto personal, del asesoramiento”.

Así que, tomando como referencia el modelo de éxito de la compañía en Portugal, la aseguradora ha trabajado para relanzar el canal en España con un rediseño sobre tres pilares: foco en soluciones de Protección Individual y servicios de valor añadido para el cliente; simplificación de procesos y tecnología adaptada al journey del cliente para garantizar la eficiencia operativa y una excelente experiencia del mediador y del cliente; y, en tercer lugar, diferenciación a través del talento y la innovación para impulsar las ventajas competitivas.

 

Relaciones a largo plazo

Esta ha sido la génesis de la propuesta que la compañía presentó en la Semana del Seguro y que, en palabras de la portuguesa Luiza Fragoso, directora de Distribución Independiente de MetLife Iberia, tiene el objetivo de ser “una propuesta de valor diferencial para atraer corredores y construir relaciones de largo plazo”. Para crearla, se contactó con brókeres de referencia en el mercado y se identificó qué es lo que más valoran en relación con una aseguradora. El resultado es un acompañamiento a los corredores durante toda su relación con la compañía facilitándoles el acceso a recursos y materiales de apoyo, así como formación continua a través de colaboraciones con escuelas de negocio de primer nivel. 

Un apoyo, recordó luego la directora de Marketing y Comunicación de de MetLife Iberia, Patricia Jiménez, que se produce desde la preventa hasta la postventa. Especialmente en la ayuda en el contacto digital con el cliente porque, aunque “en España los consumidores prefieren los canales presenciales cuando compran cualquier servicio financiero, porque valoran las relaciones personales, el canal online también representa una oportunidad a tener en cuenta por los mediadores”. No hay que olvidar que, en el sector asegurador, el canal digital es el favorito para consultas (45%) y gestiones (27%).

 

 

Soluciones flexibles y apoyo de la tecnología

El relanzamiento del canal de corredores incluye apuestas por soluciones flexibles, personalizadas a la medida de cada cliente, sencillas, fáciles de entender y contratar. Según Juan Ortiz, director de Producto de MetLife Iberia, ‘Vida Completa’ es un seguro que responde a estas características y que destaca por la rapidez y sencillez de contratación, ya que no requiere exámenes médicos para suscripciones de hasta 350.000 euros y hasta los 50 años. 

Toda esta propuesta para los corredores se apoya en una tecnología ágil, simple, segura y que integra los datos en la cadena de valor. Aunque, como remarca Fernando García-Monteavaro, director de Tecnología en Iberia y Digital de EMEA, “la tecnología es instrumental; lo que es diferencial son las personas y la orientación al cliente”. Y ahí, insistió Óscar Herencia, es donde destaca MetLife porque lo lleva en su ADN.

Con todo ello, la compañía se ofrece al corredor como socio estratégico. Un socio de confianza, que entiende, anticipa y atiende a los desafíos del mercado.

Una aseguradora que utiliza la tecnología para ser más eficiente e implantar nuevas estrategias de pricing inteligente y análisis de riesgo automatizado. Y que se enfoca en el cliente, permitiendo al bróker establecer nuevas estrategias omnicanal, al tiempo que le muestra nuevas líneas de negocio complementarias (protección hipotecaria, protección financiera y personal, seguros de accidentes personales y enfermedades graves…). Una relación a largo plazo en la que el corredor tendrá un único interlocutor, un equipo comercial dedicado, una óptima gestión interna de operaciones, foco en la experiencia de cliente y capacidad de adaptación a cada acuerdo.