Servicio y profesionalidad

 

Desde 2017, los Servicios Centrales de Albroksa están situados en unas modernas instalaciones en el centro de Cáceres. Sus casi 600 m2, distribuidos en dos plantas, han permitido que la labor de sus 16 empleados -prestando servicio a una red de delegaciones franquiciadas con más de 100 de puntos de venta y asesoramiento en toda España- se haya podido mantener con la máxima profesionalidad y cierta normalidad, cumpliendo todos los protocolos marcados respecto a la Covid-19, respetando las medidas y distancias de seguridad.  

 

Hasta hace cuatro años, las oficinas de Albroksa se ubicaban en una zona menos céntrica y en un local más pequeño de la capital cacereña. Coincidiendo con la pujanza de su modelo de negocio de ámbito nacional, a través de un régimen de franquicia,  y el aumento de recursos humanos en los Servicios Centrales, se produjo el traslado a las nuevas instalaciones.

Cuentan con una buena sala de juntas, una amplia sala de formación, un buen número de despachos, una zona de back office y un espacio de ocio, donse se encuentra una completa y moderna cocina. 

Como se apunta desde la organización, “nos gusta la imagen de profesionalidad y organización que trasmite la sede central. Además, nos permite conjugar de forma muy práctica el trabajo en equipo y un buen clima de trabajo. Responden asimismo a nuestra cultura corporativa, basada en la organización y una planificación muy estudiada, que posibilitan ser más eficientes”.  

 

 

Las 16 personas de los Servicios Centrales tienen un perfil multidisciplinar, necesario “para garantizar un servicio basado en la excelencia y la especialización. Contamos con una estructura muy enfocada a las necesidades de la Red, gracias a Departamentos de Particulares, Empresas, Agrarios, Administración, Formación, Imagen y Comunicación, Crédito y Desarrollo de Negocio”. 

Desde allí se atiende a una red de delegaciones franquiciadas integrada por más de 100 de puntos de venta y asesoramiento a clientes en toda España. Todas ellas con la imagen corporativa de Albroksa, en base a un manual de identidad corporativa. Se logra así presencia en casi todas las Comunidades Autónomas; este año se pretende aumentar el posicionamiento en zonas de Castilla-La Mancha y Castilla y León.

 

ANTE TODO, Seguridad

Albroksa apuesta por el trato personal como seña de identidad. “Nuestras oficinas -se destaca- son la casa de todos los delegados. Para todos ellos, al igual que para las aseguradoras, nuestras puertas siempre estarán abiertas”. 
Ahora, con la pandemia, el objetivo número uno de la empresa es convertir las instalaciones en un lugar seguro para los empleados. Para ello ha cumplido a rajatabla todos los protocolos y, ayudando a la vez a la conciliación, ha deslocalizado algunos puestos de trabajo. “Hemos comprobado así de forma fehaciente que somos capaces de trabajar a distancia, pero sin olvidar el valor de las relaciones personales y profesionales basadas en la cercanía”, se explica.

En todo ello ha ayudado mucho la tecnología, que permite llegar más y mejor a un cliente cada vez más digital, informado y mucho más exigente. En esta línea de poner el foco en la digitalización, Albroksa cuenta con una filial que, como se explica, “pone a disposición de nuestras delegaciones herramientas tecnológicas que permiten un mayor acercamiento y conocimiento del cliente”.  I