Visión y tendencias 2021

 

Voy a tratar de desgranar las tendencias que, en mi opinión, marcarán el desarrollo de este recién estrenado año. Son:  

En el ámbito macroeconómico podemos prever que el PIB 2020 estará alrededor de una caída del -10%, y que hasta 2022/2023 no se alcanzarán los niveles Pre-Covid.  Todo ello influirá en el empleo, la actividad empresarial y por supuesto en el sector asegurador.  

A pesar de todo, Seguros, junto con Alimentación y Farmacéutico, será un sector privilegiado, donde el 80% del negocio vendrá sustentado con la administración de las carteras, que, en general, continuarán soportando niveles aceptables de renovación, siempre que se gestionen adecuadamente. 

Otros aspectos destacables serán acelerar la Digitalización y atraer y mantener talento. Cabe esperar pues que “puertas a dentro”, la Digitalización y la gestión del Talento serán temas prioritarios. 

En el Teletrabajo seguirá existiendo una gran diferencia entre entidades aseguradoras (75%), donde su implantación es elevada (centros de trabajo de más de 50 personas), versus Mediadores de Seguros (entre el 10%-20%), con baja implantación (centros de trabajo más pequeños). 

 

“Se percibe una caída de la calidad del servicio por la Covid”

 

Los aspectos más valorados del Teletrabajo son el ahorro en viajes y desplazamientos y la conciliación horaria. En contra del Teletrabajo está la desvinculación con la organización y el alargamiento de la jornada. 

Los webinars continuarán utilizándose, aunque habrá que seleccionar los que me realmente interesen, ante la amplitud de oferta y variedad de los mismos.

Las videoconferencias, prioritariamente con clientes de empresas, continuarán desarrollándose, así como la venta telefónica para particulares. 

Las teleconsultas por Smartphone han venido para quedarse y continuarán ampliando el servicio después del Covid.

La Formación On Line arrasa, con el 95,8% de las acciones formativas, igual que la predisposición (71%) de los empleados a formarse para la nueva realidad post-covid. 

Se percibe una caída de la calidad del servicio por el Covid; especialmente los mediadores, afirman que el servicio que reciben de las entidades ha empeorado.

Ello es especialmente significativo y motivo de reflexión: que el efecto colateral de la pandemia haya sido un empeoramiento de la calidad del servicio, según los mediadores, que al estar más cerca del cliente pueden medir el grado de satisfacción de una forma más cercana, es un área de notable mejora en un futuro cercano.   I