2021: el año de la inversión sostenible 

Desde que en 2015 la ONU aprobase la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, son muchas las empresas que se han comprometido a cumplir con la hoja de ruta establecida por el organismo y aprovechar la oportunidad para emprender un nuevo camino con el que mejorar la vida de todos. 

Como se puede ver en la infografía adjunta, la Agenda cuenta con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Para colaborar con su cumplimiento, el sector asegurador ha vinculado los ODS en su normativa interna, conteniéndolos en sus Principios Institucionales, Organizativos y Empresariales, en su Código Ético y de Conducta y en la Política de Responsabilidad Social Corporativa, e incluso adheriéndose a iniciativas internacionales. 

Consciente de la importancia del tema, esta revista inicia desde este mes una nueva sección, que mostrará las iniciativas que el Seguro lleva a cabo para su logro.

 

El Seguro tiene su impacto en el desarrollo de los países y es consciente de la huella social que, como empresa y en el desarrollo de su actividad, puede dejar. 

Por ello, desde 2015, ha incluido en sus planes de sostenibilidad una línea de trabajo específica de contribución con la mayor estrategia mundial por el Desarrollo Sostenible.


EL PAPEL DEL SECTOR

El Seguro puede contribuir con el cumplimiento de los ODS de diversas maneras gracias a su protección y aseguramiento. Por ejemplo, desvinculándose de las empresas de combustibles fósiles, dejando de dar cobertura a proyectos de petróleo y gas; ayudando a construir un mundo más verde, persiguendo la consecución de los objetivos ASG (Ambiental, Social y de Gobernanza); y buscando inversiones estables a largo plazo, especialmente en un año marcado por la pandemia, en el que además parece haberse demostrado que los productos de inversión responsable y sostenible han soportado mejor las sacudidas del mercado. 

Comenzamos 2021 con la vista puesta en una vuelta a la normalidad y la recuperación económica. En este tablero es importante conocer el papel que jugará la inversión sostenible y responsable (ISR), que de momento parece que será una de las grandes tendencias de este año. 

Pero esta apuesta por lo sostenible va mucho más allá de la lucha contra el cambio climático: para que se transforme en acciones reales y eficientes dentro del sector financiero, además de los principios que ya aplica el sector asegurador para ser sostenible, existe la iniciativa FinResp, a la que pertenece Unespa y que impulsa a través de Estamos Seguros. I


5 compromisos por la sostenibilidad

Difundir los principios de la sostenibilidad. Por ejemplo, a través de FinResp, donde UNESPA está integrada, para ayudar a difundir la sostenibilidad en el sector financiero.

Incorporar cuestiones de sostenibilidad en la suscripción de seguros. Esto es especialmente visible en el caso de los seguros medioambientales. El asegurador, como buen conocedor de los riesgos, lo es también de las mejores medidas que se pueden tomar para evitarlos o mitigarlos. En el proceso de suscripción, por lo tanto, puede operar como “proveedor de prevención”, ayudando a su cliente a mejorar su propia gestión sostenible.

Invertir en activos ASG. Desde el punto de vista positivo (compra de activos verdes) o negativo (renuncia a la adquisición de activos vinculados a políticas incompatibles con los objetivos ASG).

Colaborar con terceros para impulsar acciones sostenibles. 

Generando empleo de calidad.