Los primeros pasos del proyecto CENTERBROK se remontan a 2012. En sus inicios eligieron una oficina que seis años más tarde, por su “fuerte crecimiento”, se quedó pequeña. En diciembre de 2018 se planteó, y abordó, el traslado a otro edificio. Los requisitos estaban claros: un inmueble destinado “solo a oficinas, cercano a Madrid, en la zona norte de la capital -donde se concentra gran parte del  movimiento sectorial-, con acceso fácil desde la N-I y con modernas instalaciones que permitieran trabajar en las mejores condiciones”. Todo esto lo encontraron en el Edificio Consur IV, en el Paseo de Europa 26, de San Sebastián de los Reyes. El espacio de trabajo es importante para los responsables de la organización,  pero también lo son, y mucho, los recursos humanos, que son “el activo más importante de cualquier  empresa”.

 

Desde que se trasladaron a San Sebastián de los Reyes, en 2018, las oficinas de CENTERBROK se han mantenido en la misma ubicación. A ello ha contribuido que, al ser “un edificio de reciente construcción”, cuenta con “un diseño moderno, realizado con materiales nobles, luz natural, ventilación cruzada, aislamiento térmico, control de acceso  y circuito cerrado de televisión”. Es su  única oficina y la sede central de toda la organización, aunque disponen de más de 100 oficinas que utilizan de  apoyo presencial cuando lo requieren. 

El espacio es importante, pero a eso añaden un atento cuidado a sus recursos humanos  porque saben que son “el activo más importante de cualquier  empresa. Desde que fundamos la empresa nos ha preocupado la conciliación familiar y, por ello, establecimos la jornada intensiva. Desde las cuatro de la tarde, los integrantes del equipo,  regresan a sus domicilios lo que les permite disponer de tiempo para su vida familiar”. Para poder mantener esta apuesta se apoyan mucho “en el teletrabajo como fórmula para facilitar la resolución de  problemas personales; todo ello junto con una promoción interna adecuada para su desarrollo profesional”. Su cultura corporativa se refleja también en “una cartelería ad hoc de productos, junto con unos murales de la marca y con vinilos corporativos en las mamparas y cristales exteriores”. 

La posibilidad de teletrabajar, para lo que cuentan con el soporte y la infraestructura tecnológica necesaria, les ha facilitado que se anticipasen “al Estado de Alarma y una semana antes estábamos ya trabajando en casa. Cierto es que tenemos una amplia oficina, que nos permite trabajar con seguridad en los distanciamientos y, por ello, en mayo volvimos al trabajo presencial porque consideramos que es importante la relación de los equipos para obtener una mayor productividad”. 

Actualmente, están teletrabajando de nuevo debido a “la reducción de la movilidad por el temporal de nieve y estaremos así hasta finales de enero, para protegernos también del incremento de contagios del Covid- 19”. 
A futuro, la organización está contemplando cambios en la forma de trabajar, pues sus responsables consideran que “los tiempos mandan y todo cambia muy rápido. La tendencia será el teletrabajo parcial, estableciendo días presenciales y de teletrabajo junto con solidos acuerdos externos en áreas como comunicación y tecnología; todo ello apoyado en una cultura de comunicación interna y externa digital a través de plataforma online, aplicaciones móviles para teléfonos y tabletas, que permiten una navegación rápida y eficaz desde cualquier lugar y  herramientas de gestión digital”.   I