ANTONIO GARAMENDI

 

Presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE)

“Las subidas de impuestos van en el sentido contrario”

 

El año 2020 nos ha enfrentado, tanto a empresas como a particulares, a situaciones inesperadas y desconocidas. La coyuntura sigue siendo compleja, sobre todo, como reconoce el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, porque hay que “lidiar con unos niveles altos de incertidumbre y todos sabemos que si algo precisan las empresas son certezas y confianza”. Por eso, en estos momentos, lejos de tener que soportar subidas de impuestos, como ya ha ocurrido con el sector asegurador, “lo que toca es apoyar a las empresas para que puedan superar esta crisis de la mejor manera posible”. Una de las vías para lograrlo es el diálogo social, una apuesta clara de la CEOE. De hecho, “en estos momentos hay cerca de 5.000 mesas de negociación abiertas”. Además, ha presentado “21 iniciativas estratégicas de país para canalizar adecuadamente los fondos europeos para la reconstrucción, para que de este modo se destinen a proyectos que realmente ayuden a dar un paso hacia el futuro a la economía española, haciéndola más competitiva”. A esto se suma, “una propuesta para simplificar la burocracia y facilitar el procedimiento para acceder a los fondos, de modo que no suponga un obstáculo para su utilización”.

 

 

‘Actualidad Aseguradora’ (en adelante ‘A.A.’).- ¿Qué ha sido lo más complejo para los empresarios españoles en 2020? 
ANTONIO GARAMENDI.- Está claro que ha sido un año complejo para todos y, desde luego, también para los empresarios españoles. Muchos de ellos han visto tremendamente afectada su actividad a causa de las restricciones impuestas por orden administrativa para tratar de contener la pandemia ocasionada por el Covid-19. La situación ha sido y es realmente complicada, sobre todo por tener que lidiar con unos niveles tan altos de incertidumbre. Todos sabemos que si algo precisan las empresas para desarrollar su actividad son certezas y confianza. 

 

‘A.A’.- ¿Cuáles han sido los sectores menos afectados? ¿Podrán mantener esta tendencia durante 2021?
ANTONIO GARAMENDI.- En estos momentos cualquier análisis está marcado por el impacto de la pandemia, especialmente en sectores como la hostelería, el comercio y en toda la cadena de valor del turismo. Pero, al final, ese impacto económico es trasversal a todas las actividades, con mayor o menos intensidad. El futuro de la economía, y en especial de los sectores más afectados, va a depender de que se mantengan los estímulos y las ayudas adecuados para proteger, en la medida de lo posible, todo el tejido productivo.

 

“Las estimaciones macroeconómicas en las que se basan estos Presupuestos Generales del Estado adolecen de falta de realismo, sobre todo del lado de los ingresos”

 

‘A.A’.- ¿Qué sectores tendrán, a su juicio, un mayor desarrollo de cara al futuro? ¿Cuáles son los que necesitarán más esfuerzos y ayudas para poder mantenerse?
ANTONIO GARAMENDI.- Más que de sectores, creo que debemos hablar de tendencias que se han consolidado con motivo de esta crisis. Las principales son la digitalización y todo lo que tiene que ver con lo tecnológico, así como el factor medioambiental. En adelante, cualquier negocio que quiera desarrollarse con éxito deberá sustentarse en estos dos pilares. Pero también hacer una apuesta importante por la formación. Todo ello con el respaldo de las políticas económicas. 
En cuanto a los sectores a los que habrá que seguir apoyando, si nos fijamos en los datos de las personas que permanecen en ERTE a 31 de diciembre (más de 755.500 ocupados), casi la mitad se concentran en la hostelería. Y no podemos olvidarnos del turismo y todas las actividades relacionadas, que están viéndose muy afectadas, o el comercio, que afronta una situación muy complicada. 

 

‘A.A’.- ¿Qué retos tienen los empresarios españoles en los próximos años? ¿Y los trabajadores?
ANTONIO GARAMENDI.- El principal reto que todos tenemos por delante es controlar la pandemia. Esperemos que esto ocurra en los próximos meses gracias a la vacuna. En estos momentos nos preocupa que la crisis se está alargando y lo que inicialmente era un problema de liquidez de las empresas -a causa de las medidas de confinamiento- el cierre de negocios y la caída de la demanda ha pasado a ser un problema de solvencia que, de no adoptar las medidas adecuadas, puede desembocar en el cierre de muchas empresas.
Y, una vez consigamos controlar la pandemia, habría que afrontar los cambios estructurales necesarios para garantizar la competitividad de las empresas y, por tanto, la creación de riqueza y empleo que generan.

 

‘A.A’.- ¿Qué considera que será lo más complicado para las empresas españolas en 2021? 
ANTONIO GARAMENDI.- Como acabo de apuntar, al prolongarse en el tiempo la crisis, las empresas afrontan el futuro cada vez con menos recursos y menos músculo financiero, sobre todo las más pequeñas. En este sentido, lo más difícil va a ser recuperar los niveles de actividad previos a la crisis y adaptarse para la economía que viene y que tendrá que ser más competitiva. Esperamos poder ver, cuanto antes, resuelta la crisis sanitaria y dejar atrás tanto dolor y pérdidas humanas y, de este modo, poder empezar a remontar la situación económica. 

 


El Covid-19 ha puesto en valor el papel del sector asegurador 

 ‘A.A’.- Una de las Vicepresidencias de la CEOE la ostenta UNESPA; no obstante, ¿usted considera que el tejido empresarial español valora y conoce la importancia y aportación del sector asegurador en  la sostenibilidad y desarrollo empresarial y social?    
Antonio Garamendi.- La crisis por el Covid-19 ha puesto en valor a sectores y ocupaciones cuya relevancia en situaciones de normalidad pasaba más desapercibida. Creo que ese ha sido el caso del sector asegurador, cuyo papel se ha visto reforzado durante la pandemia, dando cobertura a colectivos y atendiendo situaciones que han emergido como consecuencia de esta realidad tan excepcional que estamos viviendo.
 


 

EMPRESAS & PROSPERIDAD

‘A.A’.- ¿Qué objetivos tiene CEOE para 2021? 
ANTONIO GARAMENDI.- Vamos a seguir trabajando, como hasta ahora, en la defensa de los intereses de las empresas; siempre desde la independencia, la lealtad institucional y el sentido de Estado, convencidos de que son las empresas las que generan prosperidad para el conjunto de la sociedad.

 

‘A.A’.- ¿En qué proyectos trabajarán juntos CEOE y CEPYME este año?
ANTONIO GARAMENDI.- Vamos de la mano en la defensa de los intereses empresariales. Para el año que comienza el diálogo social va a ser un ámbito en el que vamos a seguir trabajando, poniendo sobre la mesa lo que, en nuestra modesta opinión, creamos que es mejor para nuestro país y nuestra economía.

 

‘A.A’- ¿Cuál es su opinión sobre los ERTEs, su ampliación temporal y el dinero destinado a ello?
ANTONIO GARAMENDI.- Tanto los ERTEs como el cese de actividad de los autónomos son herramientas que, sin lugar a dudas, están contribuyendo a paliar la destrucción del tejido productivo y del empleo, tal y como están demostrando los hechos. Como ya he comentado, urge dar certeza y confianza a las empresas y a las personas trabajadoras; para ello es imprescindible la continuidad de estas medidas de protección y acompañamiento, al menos hasta que finalice el estado de alarma, adaptándolas en plazos y condiciones, así como simplificando los procedimientos. 

 


Ampliar el número de cotizantes  

‘A.A’.- ¿Cómo debería, en su opinión, afrontar el futuro de las pensiones el Gobierno? ¿Y de la sanidad? 
Antonio Garamendi.- Abordar la reforma de las pensiones es una de las tareas estructurales pendientes. A nuestro parecer, el aumento de los ingresos debe venir por ampliar el número de cotizantes y no por un aumento de las cargas para las empresas que ya cotizan. También hay que estudiar en profundidad cómo hacer más eficiente el gasto público. Todo ello, desde luego, siempre en el marco del diálogo social.  


 

‘A.A’.- Se atribuye a Churchill la frase: “una nación que intente prosperar a base de subir impuestos es como un hombre con los pies en un cubo tratando de levantarse tirando del asa”. ¿Percibe así las actuaciones del Gobierno?
ANTONIO GARAMENDI.- Indudablemente, las subidas de impuestos van en el sentido contrario si lo que se persigue es incentivar la actividad económica y, por tanto, la creación de riqueza y empleo.


‘A.A’.- ¿Qué supone para las empresas, y para el entorno económico en el que nos encontramos, un incremento de impuestos como tiene previsto el Gobierno y que ya ha aplicado al sector asegurador?
ANTONIO GARAMENDI.- En estos momentos, lo que toca es apoyar a las empresas para que puedan superar esta crisis de la mejor manera posible para minimizar el impacto en cuanto a cierre de negocios y la consiguiente pérdida de plantillas.
 

‘A.A’.- ¿Qué es lo que más le preocupa de los planteamientos de política económica de los Presupuestos Generales del Estado?
ANTONIO GARAMENDI.- En nuestra opinión, las estimaciones macroeconómicas en las que se basan estos Presupuestos Generales del Estado adolecen de falta de realismo, sobre todo del lado de los ingresos. Como suelo decir, en Economía dos más dos son cuatro; eso no se puede discutir, por lo que consideramos que no es el momento de aumentar el gasto estructural, sino de utilizar todos los recursos disponibles para inversiones productivas que permitan multiplicar cada euro impulsando la actividad.

 


Colocar a España en una mejor posición 

‘A.A’.- Los fondos europeos se centrarán básicamente en proyectos de Digitalización y Sostenibilidad, ¿cómo puede el sector asegurador, en su perspectiva, contribuir a que España alcance sus objetivos y obtenga el 100% de los recursos puestos a su disposición por la UE?

Antonio Garamendi.- Tanto la digitalización como la sostenibilidad son transversales a todos los sectores y a todos los ámbitos de la sociedad. Por tanto, todos y cada uno de nosotros, desde nuestra posición, debemos apostar por ellos para contribuir a colocar a España en una mejor posición para su futuro.


 

‘A.A’.- ¿Qué es lo que más le preocupa de la gestión de los fondos europeos destinados al plan de recuperación, transformación y resiliencia que ha presentado el Gobierno para los próximos años?
ANTONIO GARAMENDI.- Desde CEOE hemos presentado 21 iniciativas estratégicas de país para canalizar adecuadamente los fondos europeos para la reconstrucción, para que de este modo se destinen a proyectos que realmente ayuden a dar un paso hacia el futuro a la economía española, haciéndola más competitiva. Además, también hemos presentado  una propuesta para simplificar la burocracia y facilitar el procedimiento para acceder a los fondos, de modo que no suponga un obstáculo para su utilización.

 

‘A.A’.- ¿Podría quedarse España sin recibir parte de los 140.000 millones de euros de los fondos europeos debido a cierta falta de capacidad de gestión del sector público? 
ANTONIO GARAMENDI.- Ese es un riego, por eso desde el ámbito empresarial vamos a poner toda nuestra capacidad y conocimiento, en definitiva, todo lo que esté en nuestra mano, para que España pueda sacar el máximo partido a estos fondos que tan necesarios son, en estos momentos, para que el país pueda salir adelante con garantías de futuro.

 

“Estamos dispuestos a sentarnos y a hablar sobre los temas que toquen; también a llegar a acuerdos o a decir no cuando hay que hacerlo y eso lo hemos dejado claro en el último año”.

 

APUESTA POR EL DIALOGO

‘A.A’.- ¿Cómo puede el sector privado, y en concreto la CEOE, colaborar para mejorar la optimización de los proyectos que presenta España a la UE para obtener dicha financiación?
ANTONIO GARAMENDI.- Las empresas españolas a través de CEOE llevan meses trabajando en la elaboración de propuestas que hemos puesto a disposición del Gobierno, así como en la creación de mecanismos para coadyuvar a un óptimo aprovechamiento de los fondos europeos. Los documentos que he mencionado -las 21 iniciativas estratégicas de país y la propuesta de simplificación del procedimiento-, parten de la Oficina Técnica de Apoyo a Proyectos, de nueva creación, que está centrada en ayudar a las empresas que quieran optar a estos fondos desde el principio de que la colaboración público-privada actúa como amplificador, y ayuda a ganar eficiencia siempre, cuando se movilizan recursos públicos.

 

 ‘A.A’.- ¿Considera que el enfoque de Proyectos Tractores, tal y como los plantea el Gobierno, introducen un cierto sesgo en favor de las grandes empresas, frente a las Pymes? ¿Cómo pueden las Pymes ser protagonistas y receptores de los fondos de la UE?
ANTONIO GARAMENDI.- No podemos olvidar que las pymes forman parte de la cadena de valor de las grandes empresas, son engranajes del mismo sistema económico y, por tanto en estos proyectos todos tendrán que jugar su papel.

 

‘A.A’.- ¿Qué le pediría a la Ministra de Trabajo, de cara a 2021, para poder mejorar tanto el diálogo social como unas propuestas concretas para las empresas y los trabajadores?
ANTONIO GARAMENDI.- Más que una petición, yo haría una afirmación, y es que en CEOE hemos dejado patente nuestra apuesta permanente por el diálogo social. En estos momentos hay cerca de 5.000 mesas de negociación abiertas y lo que está claro es que, por nuestra parte, siempre estamos dispuestos a sentarnos y a hablar sobre los temas que toquen; también a llegar a acuerdos o a decir no cuando hay que hacerlo, y eso lo hemos dejado claro en el último año. I

 


Adaptándose a las necesidades

‘A.A’.- ¿Qué papel puede jugar, en su opinión, el sector asegurador en el entorno en el que nos encontramos? 
Antonio Garamendi.- Creo que el sector está respondiendo y se está adaptando a las necesidades que están surgiendo como consecuencia del Covid-19, dando respuesta así a lo que la sociedad demanda en estos momentos, como no podía ser de otro modo.