AECC / Motivos para sonreír
 

Programa de ocio para niños con cáncer

 

Según el Observatorio de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), en 2019 se diagnosticaron en España cerca de 1.000 nuevos casos de cáncer en menores de 15 años. La tasa de supervivencia en cáncer infantil a los cinco años del diagnóstico es del 77%, un índice esperanzador para las familias. Sin embargo, la detección de la enfermedad supone una experiencia dolorosa e incierta en el niño o la niña y su familia, provocando cambios significativos en las relaciones en la familia, aflorando sentimientos de tristeza y angustia.

Si bien un diagnóstico de cáncer es un hecho difícil de encajar, en el caso del cáncer infantil la sensación de incomprensión es aún mayor. A pesar de ello, el cáncer es la principal causa de muerte en la infancia. Es por esto por lo que, una vez se confirma la noticia, hay un fuerte impacto emocional que afecta a todos los miembros de la unidad familiar. 

 

Todas las actividades se adaptan a la situación y a las medidas de seguridad

 

Ante esta situación, es fundamental un eje de actuación basado en las actividades lúdicas, recreativas, el apoyo escolar y emocional para el desarrollo integral en la infancia. No se puede olvidar que el cáncer es un hecho circunstancial en la vida de un niño y, por lo tanto, a pesar de la enfermedad, sus prioridades e intereses siguen siendo los mismos: el juego, la diversión, el contacto y la comunicación con otros, etc. Durante la enfermedad, las actividades de animación resultan sumamente importantes en el marco de un clima acogedor, haciendo de su experiencia hospitalaria lo más cercano posible a su vida previa.

Las actividades llevadas a cabo en el programa ‘Motivos para sonreír’ se realizan tanto de forma individual como grupal y contemplan diferentes acciones:

Actividades diarias de juego y animación con los niños hospitalizados, a las que se se añaden de forma puntual, fiestas en el hospital para celebrar acontecimientos.

Actividades extrahospitalarias, como la organización de excursiones y salidas culturales. Todas ellas concebidas como espacios de ocio donde niños y jóvenes con cáncer puedan compartir y disfrutar de unos días de convivencia en un ambiente y con unos objetivos lúdicos marcados por la diversión. I

 

 


Más de 100 niños

• Gracias a la aportación de Preventiva Seguros más de 100 niños y niñas con cáncer y sus hermanos y hermanas han podido disfrutar de las actividades lúdicas que se les ha podido ofrecer, haciendo más ameno su día a día con la enfermedad.


Autoestima del menor

• Las actividades del día a día logran un incremento de la autoestima del menor, facilitando su adherencia a los tratamientos, mejorando su estado de ánimo y, consecuentemente, siendo un factor clave en la recuperación de su enfermedad.