Fundación Konecta / ’Programa Carla’
 

Call-center de primera atención de Fundación Madrina

 

Más de 400 personas llaman cada día a Fundación Madrina para solicitar lo básico; alimentos para sus hijos. Les atienden miles de voluntarios que pasan por estas ‘colas del hambre” a diario, poniendo su granito de arena, conectando con las empresas que dan valor a la solidaridad. 

Las madres jóvenes o embarazadas en riesgo de exclusión social se ha visto duramente impactadas por esta crisis sanitaria; se han quedado sin trabajo, las subvenciones no llegan, el poco dinero que consiguen no da para pagar comida y alquiler, la situación es dramática. Pero están recibiendo una nueva tipología de usuarios: familias completas que hasta la crisis de la pandemia vivían al día, pero llegaban a fin de mes y ahora han perdido la casa, han gastado sus ahorros, se encuentran en paro y ya no pueden más. 

 

El nuevo CRM permite procesos, datos y requerimientos unificados en una herramienta más sencilla para los voluntarios

 

A esto, se le añade el alarmante incremento del riesgo de calle, llamadas de madres que ya no tienen dónde ir y a las que se les puede dar una nueva esperanza con los ‘Pueblos Madrina’, áreas rurales despobladas en las que se reubican familias con niños que devuelven vida y alegría al pueblo de destino y brindan una nueva oportunidad y esperanza a la familia. 

Actualmente estan inmersos en dar un paso más, en un proceso de transformación digital, y que es implantar un CRM que permita tener los procesos, datos y requerimientos unificados en una sola herramienta que sea sencilla para los voluntarios. Permitirá seguir ayudando y prestando apoyo al papel de las madres menos favorecidas pero muy valientes que cada mañana se levantan a dar lo mejor de sí mismas para sus pequeños. 

Desde Fundación Madrina se quiere trasladar a Fundación Aon España y a Fundación Konecta su agradecimiento por hacer posible estar conectados. Se agradece este esfuerzo y se pide no rendirse y seguir ayudando. Como se concluye, si todos damos un paso adelante, estas situaciones de riesgo extremo se acabarán. I

 

 


Cinco puntos de atención

• El importe íntegro de la ayuda se ha destinado a habilitar con la última tecnología cinco puestos de contact center donde se reciben más de 6.000 llamadas y 4.000 emails al mes con ayuda de voluntarios, 24 horas al día, los 7 días de la semana. Desde estos puestos se coordina la entrega de alimentos a un volumen de 400 familias al día.

Nuevo CRM

• El CRM, soportado por Fundación Konecta, permitirá seguir ayudando por todos los canales que las familias utilizan, mail, teléfono, WhatsApp y SMS, de una forma más eficiente, segura y dinámica. Ayudará a seguir ayudando a apoyar el papel de las madres menos favorecidas, pero muy valientes, que cada mañana se levantan a dar lo mejor de sí mismas para sus pequeños.