Fundación Creality / Terapias

El emocionante mundo de las pulgas

 

El emocionante circo de pulgas es un programa de intervención asistida con animales, donde Karma, perro de apoyo social de Fundación Creality, ayuda a los peques en procesos adversos con su don especial para sacar sonrisas y dar lametones de amor. Es un programa de gestión emocional, asociado a la enfermedad y patologías, para peques de oncología, paliativos, enfermedades raras y/o con discapacidad, para ayudarles a gestionar el trance por el cual han de pasar o aceptar. 

Gracias al impulso que Allianz ha concedido con su apoyo, el programa ha tenido una gran acogida, siendo reconocido por personas e instituciones tan ilustres como S.M. La Reina, el ministro del interior Fernando Grande Marlaska o Ana Botín. También, el Foro Español del Paciente, entidad referente dentro del mundo de la salud y ámbito hospitalario, se interesó por el mismo y lo ha respaldado como programa de buenas prácticas, innovador y necesario, ya que aborda un ámbito muy difícil de implementar dentro del proceso hospitalario: la gestión emocional del duro golpe psicológico que supone, máxime en peques que no tienen la capacidad cognitiva para entenderlo y sus cuerpos reaccionan de manera aversiva. 

El programa se ha desdoblado en dos colectivos. Por un lado, peques con enfermedades raras, de oncología y paliativos, y por otro peques con discapacidad intelectual y patologías y afecciones crónicas. Dentro del primero, se ha podido entrar de manera telemática en el canal interno de los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid, beneficiando también a toda persona ingresada. Mediante un convenio de colaboración con DEBRA - Piel de Mariposa, se está ayudando a los peques con esta enfermedad rara. El programa entra en los momentos de pruebas médicas y curas hospitalarias, momentos que son los más difíciles por el dolor y vulnerabilidad que han de pasar los peques. Se ha comenzado en el Hospital La Paz de Madrid y en el Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona y continuará en el hospital La Fe de Valencia y el hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Dentro del ámbito de las patologías y enfermedades, el programa ayuda también a varias asociaciones, Así, los niños y niñas con autismo y sordera de Fundación Gaudem, familias con peques vulnerables de la asociación Nadie Solo y el centro de educación especial María Corredentora, entre otros, han aprendido y están aprendiendo cómo gestionar su enfado, tristeza, miedo o vergüenza.  I


TODAS LAS EMOCIONES SON NECESARIAS

• El programa tiene su base teórica en la neurociencia y se apoya en tres fases: identificación de las emociones, gestión y aplicación de las herramientas aprendidas. Es posible gracias a apoyos visuales y otros recursos y técnicas para que en los momentos de más dificultad, como puede ser una prueba médica tediosa o dolorosa, el peque acuda con su emocionario como vía de facilitarle la comunicación de cómo se sienten.

DIVERSIÓN

• Más de 300 niños y niñas han conocido ya este circo tan peculiar, esta perrita con pulgas tan especial y sobre todo, han aprendido a sobrellevar de una manera mucho más adaptada los procesos por los que han de pasar, los cuales incluso han pasado a ser ¡hasta divertidos! En la última etapa del programa está empezando a acudir “Usted”, otro de los perros de apoyo social de la entidad, con unos resultados muy positivos.