JORNADA LIBERTY

El futuro pasa por una alta digitalización

 

La jornada abierta de Liberty se focalizó en conocer las necesidades y preocupaciones de los corredores, canal que la aseguradora considera clave para el futuro del negocio. Para ello, desarrolló una mesa redonda con representantes de seis asociaciones que, entre otras cuestiones, hablaron de cómo han evolucionado desde su creación o de lo que pueden aportar las compañías para ganar. 

 

 

En la apertura Jesús Núñez, director del Área de Ventas y Distribución de la compañía, destacó la importancia de “escuchar para poder estrechar y fortalecer lazos, a la vez que conocer las transformaciones que estamos viviendo y las nuevas soluciones que necesitan los clientes”. Reiteró que la apuesta de futuro de su entidad se sitúa al lado de los corredores. 

Daniel Moreno, director de Distribución del Canal Mediado, moderó las intervenciones en las que, entre otros aspectos, se explicaron las estrategias de las diferentes asociaciones, cómo han evolucionado los servicios que facilitan a los asociados, cómo perciben el futuro de la distribución a través de corredores o qué esperan de las aseguradoras. 

Paloma Arenas, directora general de E2K, comentó que las asociaciones han pasado de tener como objetivo fundamental la defensa profesional a prestar todo tipo de apoyos mercantiles “ya que estamos en un mundo más complejo y competitivo”. También habló de digitalización y herramientas tecnológicas y subrayó que la palabra clave que define el futuro es Innovación: “por un lado de productos y por otro en procesos y tecnología; ambos tienen sinergias reciprocas”. También se refirió a la importancia de “difundir  el valor que aporta el corredor” y pidió a las compañías “una estrategia clara con cada canal. Solo hay un cliente y puede estar compartido; no es bueno para el sector que la relación con él se centré en hablar solo del precio”.  

 

“Las compañías ya se han cansado de ir con cualquier tipo de asociación, quieren proyectos”

 

Para Joaquín Tabernero, CEO de Espanor, el futuro de los corredores pasa por alcanzar “un nivel muy alto de digitalización; es fundamental que el CIMA funcione, lo que nos dará rapidez y evitará tener que entrar en muchas webs. Hemos de trabajar en IA y si todos sumamos nos ayudará a avanzar mucho”. En está línea, la gran aportación de las compañías en su relación con los corredores es “ayudarnos a avanzar en la conectividad; pensar en crear servicios específicos para corredores de asociaciones y prestar atención a las direcciones territoriales, pues a veces nos encontramos con problemas que se deberían evitar, pues en una asociación todos somos iguales, no importa el tamaño, y queremos el mismo trato”. Asimismo, subrayó que hay que analizar los “problemas de aseguramiento que existen; nosotros no pedimos precio, pedimos aseguramiento”. Tabernero reconoció una batalla pendiente de los corredores: dar a conocer a nivel social qué diferencia su figura de otras que distribuyen seguros”. 

Santiago Macho, presidente de Aunna, manifestó que la evolución de la asociación ha sido permanente, ahora analiza las necesidades de sus socios y les facilita herramientas que de forma individual no podrían tener. También aludió al papel que las asociaciones han jugado en la profesionalización de los corredores en los últimos años y valoró que las nuevas incorporaciones “lleguen con ganas de aportar”. En cuanto a los retos de futuro destacó la importancia de “anticiparnos y ser motores del cambio. Podemos y debemos demostrar el valor real de contar con un corredor; nos avalan nuestra profesionalidad y formación. Nuestro reto diario es que no nos asusten los nuevos competidores y estar unidos para luchar contra las malas prácticas”. 

 

Alineación de estrategias

Luis López Visús, director general de Espabrok, mantuvo que los mayores cambios se han producido en los dos últimos años y han estado relacionados con el cliente y la forma de relacionarse con él; pero la esencia del corredor “no va a cambiar, lo que va a cambiar son los formas de trabajar”. Abogó por cambiar el ‘mix’ de las carteras y trabajar más “lo que conocemos de nuestros clientes”. Pidió “la misma oferta de valor por pertenecer a la asociación, evitando que esta sea diferente en función de la Territorial. Tiene que existir una alineación de estrategias entre Central y Territorial”. Valoró la importancia de aprender “de los nuevos actores y la posibilidad de cooperar con nuevos modelos, pues muchos no necesitan grandes inversiones”. 

Juan Antonio Marín, presidente de Fecor y Mediavanz, indicó que los corredores se están viendo afectados por “los nuevos competidores” y permanentemente adaptan sus “negocios a la legislación y a los nuevos clientes. Ahora, el reto es mantener un formato híbrido; tenemos que innovar para estar cerca del cliente”, resalto. El objetivo de Fecor, recordó, es “ser de utilidad a las asociaciones que están y ofrecer servicios complementarios y de representación en ámbitos como lo digital, la Sostenibilidad,…”. Afirmó que la mayor preocupación actual es “el uso del dato, pues va a marcar la relación entre aseguradoras y corredores y aquí debemos ir unidos al máximo”.

Guillem González, presidente del Club Català de Corredors, habló del proceso de transformación que ha abordado su asociación para “pasar del mundo amateur al profesional” y que “ha supuesto un gran salto, pues ahora ofrecemos muchos servicios a nuestros asociados”. Valoró como “necesario” el proceso de concentración entre corredores y estimó como “vital” conectar con las nuevas generaciones, remarcando que “así como el 80% de las profesiones del futuro aún no están inventadas, tampoco lo están las necesidades aseguradoras”. Pidió a las aseguradoras que “nos acompañen y ayuden a establecer un proceso para no dejar a corredores en el camino” y constató que las asociaciones “deberíamos tener una única voz frente a instituciones y proyectos; esto nos haría más fuertes”.  I