JORNADA SOS SEGUROS Y REASEGUROS

Un cúmulo de experiencias

 

Uno de los sectores más afectados por el Covid-19 ha sido el de los viajes, pues con la pandemia llegaron las restricciones de movilidad y la imposibilidad de trasladarse. Ahora, aunque la situación no es la misma en todos los países, parece que esto puede cambiar pues hay factores que ponen de manifiesto que los momentos más complicados y duros a nivel sanitario, y las prohibiciones de movilidad, están pasando. La generalización de las vacunas y la ‘inmunidad de rebaño’ abren una puerta a la esperanza de la población y al panorama del Seguro de Viaje. El ramo ha vivido un cúmulo de experiencias irrepetibles en este tiempo; algunas se mostraron en la jornada organizada SOS Seguros y Reaseguros. 

 

 

Moderada por su responsable de Marketing y Productos, Natalia Beloso, en ella se habló de cómo las empresas, los mediadores y la propia aseguradora vivieron los primeros efectos de la pandemia, qué han aprendido o de las perspectivas que existen en el ámbito de los viajes.  

Pedro Ortiz, director médico de la compañía, insistió en que “la pandemia sigue estando latente, aunque avanza de forma diferente dependiendo de la zona del mundo” y apuntó que las variantes que van surgiendo preocupan, aunque la situación no será tan grave pues ya “tenemos herramientas de las que no disponíamos en el primer momento”. Recordó que este año se han puesto más de 1.300 millones de vacunas a nivel mundial, lo que se puede considerar un éxito; además ahora también se sabe qué medicamentos se pueden aplicar para combatirlo. Resaltó la importancia de vacunarse para lograr la inmunidad y “normalizar la movilidad, pues las vacunas ayudan a tener menos casos y menos graves”. 

Carlos Nadal, director comercial y de Negocio de la aseguradora, recordó el inicio de la pandemia y cómo les afectó. Explicó que en el primer momento, tuvieron que hacer frente a situaciones complejas y atenderlas además de forma rápida. Sobre cómo afectó la situación a las primas indicó que la reducción de estas no llegó al 7% “gracias a las 27 compañías que tenemos como partner; pero sí nos afectó en el canal corredores y en el B2C; en el de business travel teníamos compañías con coberturas anuales y nos pidieron reducción de prima”. También les ayudó mucho contar con una red internacional. Nadal subrayó que “fuimos flexibles y como sector hemos demostrado ser también ágiles, ganando así la confianza de los clientes de cara al futuro”. ¿Qué hemos aprendido?, se preguntó a continuación.

Destacó la importancia de “estar más atentos a lo que pasa en el mercado, en nuestro entorno, y ser agiles en adaptar las coberturas y los servicios. Cuando hay una idea que puede ayudar al cliente hay que adaptarla inmediatamente y no pensar en incrementar primas por incorporar nuevas coberturas, primero hay que introducirlas”. En esta línea, su entidad ha incorporado nuevas coberturas como anulación por covid, video consulta médica, prolongación de estancias por cuarentena o restricción de la movilidad, teléfono de información sobre situación de los países y requerimientos, etc. Y, avanzó, “seguimos estudiando nuevos servicios para los clientes”.  

 


De emitir pólizas a atender clientes

David Pérez, cofundador y director de Negocio  de Mondo, explicó que, antes de la Covid-19,  en su correduría, especializada en seguros de viaje, aseguraban diariamente a 400 viajeros. Cuando llegó el estado de alarma la empresa pasó de emitir pólizas a atender a los clientes. “Somos 25 empleados y todos estuvimos 18 horas atendiendo a asegurados que nos llamaban y planteaban todo tipo de preguntas e inquietudes. Fue  una locura, pero estamos orgullos de la repuesta que pudimos dar”, afirma. 


 

Del aplazamiento a la anulación

Alicia Estrada, directora de Marketing GEBTA, como representante de las agencias de corporativos, afirmó que para estas empresas el primer impacto de la pandemia fue la suspensión de la feria Mobile, de Barcelona. “En ese momento se suspendían los eventos, pero luego comenzaron los aplazamientos y los viajes corporativos empezaron a debilitarse”. Con el cierre de fronteras se dio un nuevo paso: del aplazamiento se pasó a la anulación. Entonces se fue consciente “de que en muchos casos no había seguro de anulación”.  Fue así como en el negocio de corporativos se pasó de “100 a 0 y lo que en 2020 salvó las cuentas de nuestras empresas fueron las facturaciones de eventos correspondientes a enero y febrero”. Uno de los grandes retos que tuvieron que afrontar fue la repatriación de personas, cuando los Gobiernos cerraron las fronteras; esa labor fue posible “por la implicación de las aerolíneas”. Tuvieron muchos problemas con los hoteles, “pues cerraron y no sabíamos dónde ubicar a las personas; fue una labor compleja y tuvimos que recurrir a la ayuda de nuestros colaboradores”. Esta situación supuso que la facturación del negocio de corporativos se quedase entre el 30% y el 40%. Sobre el certificado informático indicó que Vueling e Iberia han probado con sus viajeros la aplicación IATA Travel Pass; si el pasajero se realiza la prueba de PCR en unidades específicas de laboratorios asociados, éstos enviarán los resultados directamente a la app. Así, el cliente, sólo mostrará la pantalla con la información validada antes de embarcar”.  I