Cris Contra el Cáncer / Lucha contra la Covid
 

Curar a pacientes con una terapia celular de cáncer infantil

 

La Unidad CRIS de Investigación y Terapias Avanzadas en el Hospital La Paz lleva años empleando la terapia celular para tratar a pacientes oncológicos infantiles. Fruto de esa amplia experiencia, en plena pandemia y sin dejar de investigar ni atender a pacientes oncológicos, el equipo multidisciplinar dirigido por Antonio Pérez Martínez adaptó esta terapia celular para tratar a pacientes Covid-19 logrando unas altas hospitalarias en tiempo récord con un tratamiento menos tóxico y sin efectos secundarios. 

“Parece ciencia ficción”, explicaba Dolores (59 años), la primera paciente del ensayo clínico que pronto abrió una Fase II esperanzadora con excelentes resultados. Una vez que un paciente supera la enfermedad, su cuerpo genera unas células, unos linfocitos T con “memoria coronavirus” que, infundidos en nuevos pacientes, son capaces de ‘atacar’ a la enfermedad de una forma más rápida, eficaz y con menos efectos secundarios.

 

Apoyar la investigación de cáncer, una verdadera pandemia que ya estaba antes de la Covid-19, no solo beneficia a pacientes oncológicos

 

En este sentido, los donantes de los linfocitos fueron miembros del personal sanitario del Hospital La Paz que contrajeron el Covid19 en primera línea de batalla ayudando a los pacientes y continuaron ayudando a nuevos pacientes con esa donación una vez superada la enfermedad.

Solo por medio de la investigación, como ha quedado claro en la pandemia, se alcanzará la meta. Algo que desde CRIS Contra el Cáncer saben a la perfección y además dejan claro que apoyar la investigación de cáncer -una verdadera pandemia que ya estaba antes de la Covid-19- no solo beneficia a pacientes oncológicos. I

 

 




Investigación

  • Sin duda alguna, se vuelve a poner de manifiesto el rol vital de la investigación para avanzar en la cura de una enfermedad. 


Nuevas fases

  • La segunda fase del ensayo, que se ha abierto a pacientes de distintos centros hospitalarios de España bajo la coordinación de la Unidad CRIS de Investigación y Terapias Avanzadas, se activó en el primer trimestre de 2021. Entre las potenciales aplicaciones de esta estrategia está la de utilizarse de modo preventivo, para evitar contagios y lograr minimizar el impacto de futuras epidemias.