RC: se endurece la suscripción

 

2021 no va a ser un año fácil para el mercado de Responsabilidad Civil. El previsible aumento de la siniestralidad debido a la crisis económica provocada por la pandemia se va traducir en un endurecimiento del mercado y un mayor seguimiento en la suscripción. En manos de los corredores está saber encontrar soluciones adecuadas para los asegurados. Atentos, además, al potencial de los cada vez más necesarios ciberseguros.

 

 

Juan Sagi-Vela, vocal de Aseguradoras de Apromes, cree que, como otros ramos, el de Responsabilidad Civil sufrirá un decrecimiento el próximo año. “Sin embargo las perspectivas para revertir esta situación son buenas, debido a la aparición de las insurtech y a la especialización de la red de Mediación”, matiza.

Santiago Macho presidente de Aunna Asociación, dibuja un 2021 “afectado tanto por los ceses de actividad, como por la bajada de facturaciones en sectores dañados”.

En Newcorred apuntan a los efectos negativos de las perspectivas económicas del primer trimestre de 2021. “Si a esto sumamos el aumento de la tasa de IPS y la menor facturación de las empresas por el momento económico tan inestable que vivimos, las primas de Responsabilidad Civil disminuirán”, anticipan.

Luis López Visús, director general de Espabrok, cree que el de la Responsabilidad Civil va a ser uno ramo que “en el que se va endurecer el apetito de riesgo y se reducirán las coberturas y capitales”. Habrá, a su juicio, “un mayor seguimiento en la suscripción de riesgos”.

Desde Newcorred se afirma: “las compañías van a aplicar restricciones de coberturas y mayor endurecimiento de los términos y condiciones en el primer trimestre”.

Frente a esto, Aunna Asociación cree que “es momento de dar cobertura a actividades emergentes y aportar nuevas coberturas, anticipándonos a las necesidades de los clientes”.

 

NECESIDAD DE PROTECCIÓN

“Responsabilidad Civil será un ramo continuista por la necesidad de protección de los clientes salvo en alguna especialidad profesional que haga que el mercado reaccione en positivo con la implicación de las compañías”, sostienen en Newcorred.

En E2K se muestran muy optimistas sobre las posibilidades en el negocio de RC. “Será sin duda uno de los ‘ramos estrella’ del mercado asegurador”, afirma su director de Negocio Asegurador, Francisco Palacín. “Si ya hace tiempo que venía siendo importante, en la situación socio-económica actual aún lo va a ser más. En el conjunto de la sociedad la necesidad anímica de seguridad es ahora cada vez mayor, también en las empresas y sus equipos directivos, porque al fin y al cabo son personas. Por lo tanto, debemos augurar un crecimiento por encima de la media de los otros ramos”, explica.

En la era post-covid, Newcorred estima que se va a crear una cultura de protección de los riesgos por parte de los clientes para aminorar el impacto económico que conlleva la pandemia.

 

Nuevos productos

Con este telón de fondo, los clientes demandan “productos fáciles de entender, fáciles de contratar y adecuados a cada profesión”, concretan en Apromes. “Es cierto que estamos viendo en algunos actores un retroceso, incluyendo exclusiones motivadas por la pandemia, cuando deberíamos hacer justo lo contrario: trabajar para analizar su impacto real, valorar su coste y no obligar a los asegurados a soportar el riesgo nacido de esta nueva situación”, apostillan en Aunna Asociación.

E2K observa que la mejora de las garantías puede ser un buen justificante para que en este ramo resulte más fácil incrementar los precios. “En tiempos post-Covid, debemos ofrecer un respaldo asegurador adecuado a esta innovación, ya que en algunos de ellos reside la clave para el futuro de nuestras economías”, indica su representante.

Sagi-Vela insiste en dos cambios: “la digitalización y la flexibilidad en la contratación, que podrá hacerse por periodos inferiores al año, acorde a las necesidades de cada cliente”.

Además, se prevé un impulso en la creación de nuevos productos y un mayor desarrollo de los seguros de RC Profesional, de la RC de administradores y directivos y del Ciberriesgo, éste último “con un potencial muy importante de crecimiento”, sostiene Sagi-Vela.

En una línea similar, Palacín ve que las aseguradoras están entrando en la RC de profesiones emergentes. “Muchas de ellas están ligadas a la tecnología y servicios especializados de todo tipo. La innovación debe enfocarse en facilitar a estos profesionales la transferencia del riesgo”. I

 


“MUY ATENTOS

El seguro de Decesos, será otro de los grandes protagonistas del próximo año, liderando con los ramos de Vida y salud el ranking de crecimiento”, afirman los corredores consultados por esta revista. Eso sí, el cliente va a demandar productos sencillos, entendibles “y sobre todo que se ocupen de todo el proceso administrativo en caso de un fallecimiento del asegurado”. Además, se espera “que surjan especialistas de este ramo entre los mediadores”.
Las tendencias en innovación irán enfocadas hacia la facilidad de acceso a la contratación y a la flexibilidad a la hora de elegir el producto idóneo para cada cliente. Ayudará a la aparición de especialistas en la comercialización de este ramo.
En Newcorred valoran las previsiones para los seguros cibernéticos: “Van a aumentar exponencialmente ya que, debido a los nuevos hábitos de trabajo, se hace necesaria su contratación”. La demanda de estos productos, junto con la especialización de las compañías, ha hecho que sea “un producto imprescindible a la hora de venderlo por los corredores de seguros pues cada día tiene mejor acogida en el mercado”, concluyen.
Santiago Macho incide en el cambio que ha acelerado la Covid-19: “El teletrabajo y con ello las empresas han visto cómo sus estructuras y sistemas han aumentado su exposición al riesgo”. Por ello, sostiene, “más que nunca las empresas, incluso los particulares, han de plantearse el seguro de ciberriesgos para proteger sus sistemas, para que en caso de verse sorprendidos, a pesar de sus esfuerzos, por un ciberataque, poder responder tanto en la parte reconstructiva, como en la parte financiera ante el desastre que puede suponer un evento de este tipo”.
Francisco Palacín plantea una idea más: “La innovación en seguros pasa necesariamente por facilitar mucho al cliente la interrelación con el mundo asegurador, haciéndolo más comprensivo y próximo. Es una cuestión tecnológica y de comunicación, que con esfuerzo, dinero y voluntad se puede alcanzar. Además, las aseguradoras y los distribuidores debemos ser más profesionales y humanos en nuestra relación con los asegurados. Deben poder vernos como el asesor, como el experto que les acompañará durante muchos años, como un consejero de familia”.



DEMANDAS DEL CLIENTE

“En RC, las demandas y en algunos casos exigencias repetidas de los clientes son sin duda la ampliación de garantías, condicionados claros e incremento de cifras aseguradas. Esto incluye la eliminación o en su caso ampliación de sublímites por daños personales, tanto en patronal como en el resto de las garantías”.

Francisco Palacín, director de Negocio Asegurador de E2K