Buen zipizape

La que se está liando. Lo que está ocurriendo con el ‘caso’ Deasterra-Willis es sin duda un buen zipizape porque disputa ruidosa ya lo es, y bastante. Fue una situación denunciada en primicia por el BDS: nueva correduría, Deasterra, impulsada por los tres primeros directivos de Willis hasta hace unos meses, presuntamente despechados por la compra de su organización por un competidor, que deciden ir a por los clientes más importantes, que ellos entienden como suyos. Hasta aquí todo más o menos normal (ha ocurrido más veces, y en el mismo ámbito de grandes corredurías). No tan habitual es que todo termine, de momento, con un cúmulo de demandas que se airean a través de una prensa nacional que de seguros entiende tan poco que se refiere a los brókers como aseguradoras; total, ¿trabajan también en el sector, no?

El caso terminará de liarse muchísimo. Por lo pronto, además de pedirse medidas cautelares contra los implicados y Deasterra por presunta competencia desleal, se ha presentado también una demanda contra Marsh & McLennan International, que se dice habría dado soporte financiero a la operación y tendría una opción de compra a los cinco años. Situación además curiosísima teniendo en cuenta que la filial española sigue enterándose casi por la prensa de lo que está ocurriendo y que se están encontrando a sus “futuros colegas” (veremos quiénes se quedan) ya en bastantes concursos y renovaciones de clientes. Ni les cuento lo que se está diciendo de todo esto en la parte procedente de JLT.

Y tres datos más: hay ya clientes, algunos muy importantes, que rehúyen de disputas y que, pese a las muy agresivas ofertas que están recibiendo, no quieren futuros líos de juzgados, así que han optado ya por otros asesores en seguros. Me llega también un cálculo curioso que al parecer circula por el mercado: los costes anuales de Deasterra en salarios de sus más de 70 empleados se corresponden a los ingresos previstos por la sociedad en 3 años.

El tercero es la posible entrada en escena de otro de los líderes mundiales de corretaje, Arthur J. Gallagher, se dice que como posible comprador de las filiales de Willis en Francia, Alemania, Países Bajos y España, como paso necesario para que la Comisión Europea desbloquee la compra por Aon. 

Y el Seguro seguirá acaparando titulares de prensa en los próximos meses, muchos con bancos y aseguradores como protagonistas. La compra de Bankia por Caixabank lleva aparejada la liquidación de los acuerdos de bancaseguros de la antigua caja madrileña, con Mapfre en papel protagonista y mucho dinero en juego. Se llevará también un buen importe por su salida de la quinta mayor entidad financiera del país, consecuencia de la fusión de Unicaja y Liberbank, que tendrá como aliados en seguros a Santalucía y Caser. Sin perder de vista los movimientos de Bankinter con la salida a bolsa, este mes, de Línea Directa Aseguradora, todo apunta a que otro activo competidor será Abanca, aliado en No Vida de Crédit Agricole y que se acaba de hacer con el negocio en España de Novo Banco. ¿Bien, no?. I