Visibilidad incompleta - clara certeza

 

Nuestra disciplina se basa en la Gestión de los Riesgos y Seguros y hasta ahora los Seguros predominaban como solución para proteger las cuentas de resultados ante los siniestros. Sin embargo, la pandemia y el entorno económico nos obliga a colocarnos en modo supervivencia en las empresas, lo cual nos lleva a tratar de gestionar de forma más efectiva la “R” de Riesgos y aplicar de forma combinada la “S” de Seguros cuando no hay otra solución. Nuestro XXXI Congreso ha debatido cuestiones que nos acercan a esa perspectiva:

- Los Fondos de Reconstrucción Europeos por valor de 140.000 M€ necesitan ejecutarse en periodos cortos, con inversión inicial recuperable y proyectos aprobados previamente, estando aún en la cocina de la UE su desarrollo y aplicación.

- La fusión de AON /WTW creará el mayor bróker mundial, con las sinergias que esto generará, así como la entrada de fondos y capitales.

- El aumento de Impuesto sobre la Prima de Seguros no parece la opción más adecuada cuando tratamos de optimizar los costes fijos.

- El sector del automóvil destaca por un riesgo extremo de colapso; ¡ojo que representa el 7% del PIB de Europa, con 14 millones de empleos directos e indirectos!.

- Las reservas del seguro y reaseguro precisarían un ajuste a la baja importante, ya que no se producen indemnizaciones por paradas de actividad por la Covid, al no existir daños previos, siendo preciso moderar los aumentos de primas, en algunos casos muy elevados y de difícil, por no decir imposible, presentación a los Comités de Dirección y Consejos de Administración.

- El Banco de España indica que, debido al déficit de liquidez, debe ejecutarse una salida ordenada del mercado de las empresas no viables, manteniendo ayudas para las que sí lo sean. El tejido empresarial español está formado en más del 90% por pymes y se habla que el 40% de ellas puede desaparecer.

Dicho lo anterior, ¿a qué esperamos para ayudar a luchar contra esta crisis? Necesitamos mantener la continuidad de las empresas y es preciso poner el empeño y esfuerzo en garantizar la optimización de recursos en momentos complicados, demostrando que los profesionales del Seguro tienen ideas, conocimientos, competencias y habilidades técnicas para hacerlo. Sectores como manufactura, transporte, hostelería y construcción deben ver ahora esa mano amiga.

También van a existir oportunidades. España y Portugal, por ejemplo, realizarán inversiones de 17.000 M€ en la próxima década para energías renovables, con el horizonte puesto en el apartado eólico y solar y, sobre todo, en el hidrogeno, con una clara hoja de ruta de reducción del CO2.

Recordar también que la Ley de Sociedad de Capitales pretende sostenibilidad y estrategia de visión a largo plazo, exigiendo sistemas solidos centrados en gestión de crisis y mapas de riesgos.

Hay que establecer mecanismos para futuras situaciones complicadas porque llegarán otras pandemias o catástrofes naturales y hay que estar preparados. UNESPA ha realizado un esfuerzo importante para crear un grupo de trabajo que incluya a la DGSFP, CCS, AGERS, IGREA y otros actores en la búsqueda de una solución público-privada. Desearos lo mejor implica que seáis parte de las soluciones; vuestro éxito significará la salvación del negocio.