Defensa Jurídica, la mejor protección para los consumidores

 

El ciudadano necesita conocer bien sus derechos para reclamarlos en caso de necesidad

 

 

La crisis sanitaria de la Covid-19 ha modificado nuestra forma de relacionarnos, comunicarnos y consumir. También los riesgos a los que tenemos que enfrentarnos diariamente. Vivimos tiempos llenos de incertidumbre y, por eso, es importante potenciar la contratación de seguros para hacer frente a situaciones imprevistas que pueden provocarnos problemas graves. Las pólizas de Defensa Jurídica, todavía desconocidas por gran parte de la población, cobran especial relevancia para defender y proteger los derechos de los ciudadanos.

Por ejemplo, esta pandemia ha ocasionado la anulación de viajes organizados o personas que se han encontrado con billetes de avión ya adquiridos y que no han podido ser disfrutados. También hemos visto cambios en la organización de las empresas con sus trabajadores: teletrabajo, ERTE y nuevas normativas. Además, las compras online se han disparado, lo que ha provocado nuevos problemas a los que se tienen que enfrentar los consumidores, como recibir productos que nada tienen que ver con lo descrito en la tienda online. Eso sin contar con la nueva dimensión que ha adquirido nuestra vivienda en el momento en el que hemos tenido que pasar meses en ella, sin poder salir.

Todos estos cambios en nuestra vida cotidiana hacen que el seguro de Defensa Jurídica familiar adquiera una especial relevancia para proteger derechos que tenemos los ciudadanos y que, en ocasiones, solemos desconocer. Estas pólizas garantizan una mediación profesional en caso de conflictos y reclamaciones con compras, con el trabajo o con los vecinos y la comunidad, con todos los gastos del proceso incluidos en la prima. Además, ofrecen la tranquilidad de verse respaldados por profesionales del sector que conocen de primera mano la mejor forma de proteger a sus clientes.

Las pólizas de Defensa Jurídica ofrecen asimismo una garantía esencial: el asesoramiento legal. Una buena información sobre nuestros propios derechos es el primer paso para garantizar que, en caso de ser vulnerados, podamos hacer algo para resolverlo.

DESTACAMOS...

ARAG Familia 12 Meses

El seguro ‘Familia 12 meses’ de ARAG incluye los gastos de abogados, procurador y tasas para la defensa y reclamación de temas habituales como conflictos laborales, con la comunidad o los vecinos y sobre compras. También incluyen la revisión y redacción de documentos y contratos, la reclamación por daños y perjuicios y la defensa en lo relativo a la vivienda. Además, la póliza cuenta con el acceso a la Asistencia Jurídica Telefónica, útil para resolver dudas legales de cualquier ámbito de la vida particular con abogados especialistas. El seguro está pensado para cubrir a todas las personas que residan en el mismo domicilio, garantizando la defensa de los derechos de toda la unidad familiar.