La asistencia en el hogar requiere de innovación continua para no quedarse al margen del desarrollo social, tecnológico y medioambiental y poder dar siempre respuesta a las necesidades cambiantes de los clientes.

Si hay que señalar las cinco tendencias más destacadas y en las que hay que poner el foco dentro de la asistencia en el hogar, en Iris Global lo tenemos claro:

  1. Sostenibilidad. También en la asistencia en el hogar, la sostenibilidad juega un papel importante con una demanda creciente de clientes cada vez más concienciados con el cuidado del medio ambiente. De ahí que ahora se opte, por ejemplo, por el uso de materiales más ecológicos y menos contaminantes, vehículos eléctricos para la red de reparadores, y oficinas sin papel.
  2. Tecnología con integraciones rápidas y ágiles. Integraciones rápidas a través de APIs y otros sistemas que aumenten el valor del servicio gracias a un manejo sencillo e intuitivo. 
  3. Hogares y usuarios más digitales. Muchas incidencias pueden solucionarse en remoto, con video llamadas que explican al usuario como solucionar el siniestro o minimizar los daños, con asistencia informática remota que soluciona sin necesidad de desplazamiento las incidencias más habituales de dispositivos inteligentes. El uso de aplicaciones, además de la prestación de un servicio rápido, permite la autonomía del usuario, cada vez más digitalizado que pueda dar parte del siniestro a través de una App y obtener información en tiempo real por diferentes canales de comunicación como Whatsapp o Email. 
  4. Evolución y expansión de las energías renovables. Hace tiempo que identificamos la necesidad creciente de los clientes de ser atendidos en cuestiones relativas energías renovables: son muchos los hogares que van incorporando placas solares, puntos de recarga de vehículo eléctrico, etc. y que necesitan asesoramiento para una óptima instalación reparaciones en caso de siniestro cubiertas o no por el seguro y solución de necesidades que van aparejadas como adaptaciones en la instalación eléctrica, asesoramiento sobre la potencia contratada, etc.
  5. Human connection entre el usuario y el prestador del servicio. En un momento de siniestralidad, debemos tener muy en cuenta que vamos a tratar con personas en un momento de vulnerabilidad y/o estrés. Para ofrecer el mejor servicio es esencial que a la eficacia de la tecnología se sume la empatía de la persona que presta el servicio. Es decir, disponer de un buen equilibrio entre digitalización y humanización. 

El servicio que integre de forma equilibrada la sinergia de la sostenibilidad, la tecnología, la experiencia de usuario, las nuevas necesidades y la humanización será valorado por los clientes por la satisfacción y el beneficio que les reporta.