Petra Hielkema

Presidenta de la EIOPA

“Las barreras están para superarlas”

 

Hace apenas seis meses que Petra Hielkeman cogió los mandos de la autoridad europea de Seguros asumiendo la Presidencia de la EIOPA. Tras unos meses ‘colgada’ al teléfono, en reuniones y charlas para conocer a todo el mercado, hablamos con ella en un momento convulso donde los riesgos geopolíticos y la inflación endurecen aún más un sector asegurador con grandes retos, pero también oportunidades. “Las barreras están para superarlas”, afirma en esta entrevista, una frase que nos sirve como mantra para hacer frente a todo lo que viene: Sostenibilidad, Pensiones, cambios normativos, revolución digital, personalización y clientes muy cambiantes, pero también en diversidad y talento. “Espero que seamos capaces de generar un marco robusto después de la revisión de Solvencia II”, confiesa. “Así tendremos una base sobre la que construir y hacerlo centrado en los nuevos riesgos; ser más sostenibles como industria y como sociedad”.

 

Limite

 

ACTUALIDAD ASEGURADORA (en adelante ‘A.A.’).- Acabas de cumplir seis meses al frente de EIOPA ¿en qué has puesto el foco en este tiempo?

PETRA HIELKEMA.- He tenido una buena primera mitad de año. Ha sido fácil porque mi predecesor hizo un gran trabajo. Pero, al mismo tiempo, ha sido como una montaña rusa porque he tenido que reunirme con muchas personas en un momento en que todo tenía que ser en formato digital. No obstante, el recibimiento del personal y de todos los miembros ha sido muy cálido. Han sido muchas llamadas de teléfono, incluyendo, por supuesto a mis colegas de España, para interesarme y preguntar cómo estaba el mercado, y conocer qué cosas eran importantes y qué esperaban de EIOPA. También hemos hecho mesas redondas con consumidores, hemos hablado con las instituciones y con las aseguradoras. Para mí ha sido un comienzo muy positivo.

 

‘AA’.- Vivimos un periodo lleno de retos, con la Covid y la guerra de Ucrania como referentes ¿Cómo afecta todo esto a la Economía y al Seguro?

PETRA HIELKEMA.- Antes de la guerra ya teníamos una inflación creciente y muchas incógnitas sobre ella todavía perduran. También antes de la invasión de Ucrania había un mercado con más volatilidad. Evaluando el impacto de la guerra en el Seguro, vemos que es muy limitado. La exposición tanto de los Seguro como de los Fondos de Pensiones en Rusia es baja.

Tras la invasión, que condenamos totalmente, nuestro corazón está en Ucrania y con todos los refugiados que están en Europa. Desde nuestro sector tenemos un doble papel: cuidar a todos los afectados por el conflicto, pero, al mismo tiempo, tenemos que monitorizar el mercado. Estamos acostumbrados a ello y vemos que la preocupación por la inflación se está extendiendo, también por la subida del precio de la energía, que no podemos predecir cómo va a evolucionar. Creo que lo primero es tener un marco robusto, y lo tenemos con Solvencia II, donde la previsión es clave. 

Sería bueno también que se aliviaran los requerimientos de capital en lo que se refiere a inversión a largo plazo, pero hemos de estar vigilantes para que sigamos teniendo una situación robusta; es la base sobre la que construimos y que funciona.

Por otro lado, necesitamos más supervisión ya que estamos en un mercado donde los bajos tipos de interés están produciendo un cambio de prestación definida a la aportación definida en los planes de pensiones, en un entorno en el que 1 de cada 5 ciudadanos no ahorra lo suficiente para la jubilación, sumado a un seguro de vida donde la rentabilidad garantizada se está cambiando por unit linked. Hemos de trabajar en eso de ahora en adelante, particularmente en una época de digitalización. 

Por último, están los nuevos retos, entre los que está la digitalización, que incluye los ciberriesgos, la ciberresiliencia y la sostenibilidad, que está muy arriba en nuestras prioridades. Los riesgos nuevos son riesgos reales y tenemos que abordarlos. 

 


Igualdad, cerrando la brecha 

‘AA’.- Hablamos de diversidad ¿Cómo cree que la economía de la salud y la crisis social ha afectado a la mujer? 

PETRA HIELKEMA.- Muchos informes, que reflejan la preocupación sobre el impacto de la crisis sanitaria y económica en las mujeres, concluyen que les ha afectado más que a los hombres. Tiene que ver con el tipo de trabajo que realizan. Por un lado, un factor importante son las diferencias salariales. Además, por lo general, son trabajos menos seguros, por lo que la pérdida del empleo es mayor en ellas. Pero, además, cuando se implantó el teletrabajo obligatorio, con los hijos teniendo que asistir a clase online, la combinación ha sido dura para muchas mujeres. Me incluyo yo misma, que tengo tres hijos y un marido que tenía que seguir yendo a su lugar de trabajo. Requirió mucho esfuerzo organizarlo todo. Queda mucho por hacer y la pandemia lo ha agudizado. 

‘AA’.- Habrá que pensar también en el problema de la jubilación de las mujeres…

PETRA HIELKEMA.- Sí; el gap en pensiones de las mujeres es más grande que en los hombres. Vengo de los Países Bajos, donde las mujeres empiezan a trabajar a tiempo parcial cuando tienen hijos. Yo pregunto, ¿cuentas sólo tu salario o también tu pensión? Porque a menudo olvidamos que, cuando trabajamos, también estamos ahorrando para la pensión. Si dejas de trabajar o trabajas menos, también estás reduciendo tu pensión. Por eso, cuando hicimos nuestra recomendación sobre el cuadro de mandos; pedimos que se desglosase entre hombres y mujeres, porque así saldría una valoración mucho más justa de cuál es la brecha real. 


 

‘AA’.- Pero hay muchos más riesgos a afrontar (cambio climático, longevidad…), ¿no?

PETRA HIELKEMA.- Sí, sin duda. Cuando hablamos de sostenibilidad, por ejemplo, se incluye el cambio climático y los riesgos ESG. En lo que respecta al cambio climático, hemos lanzado algunas pautas sobre lo que creemos que es necesario. Habrá nuevos requerimientos de información y aunque soy consciente de que la legislación al respecto va saliendo a poco a poco, lo que dificulta saber lo que hay que hacer, habrá pautas para ayudar a la industria. No obstante, será vital que se implanten de manera adecuada para prevenir otro riesgo: el ‘green whashing’ (marketing verde engañoso). 

Por otro lado, dentro de Solvencia II, tenemos que trabajar en el modelo de catástrofes naturales, pero también en la posible necesidad de marcar diferencias de riesgo en el primer pilar. Por último, no olvidamos los bajos tipos de interés, un riesgo que no desaparece, aunque la inflación esté alta; necesitamos vigilar esto, y en esta vigilancia está el controlar el cambio del riesgo hacia el consumidor con los unit linked, con una mayor supervisión de las conductas, incluyendo trabajar el concepto de “valor por dinero”.

 


¿Cómo es...?

“En mi tiempo libre me gusta la actividad con mis hijos. Nos gusta salir a pasear, la jardinería, verlos jugar al hockey. Me encanta leer, pero suelo hacerlo más en vacaciones porque habitualmente ya leo bastante. Si tengo tiempo, me gusta tocar el piano y salir a correr”. 

“En lectura, me gusta mucho Isabel Allende. Es una gran escritora a la que he leído en holandés. Sus historias son siempre sobre mujeres fuertes. Un libro que puedo recomendar es ‘Silk roads’, de Peter Frankopan, que se puede leer por capítulos y que mira la historia del mundo desde la perspectiva del comercio”.

“Cuando me preguntas por mis referentes, siempre empiezo por mi padre y mi madre o mis hermanas. Pero debo decir que la verdadera razón de que hoy sea presidenta de EIOPA es mi esposo. Si hay una persona que me apoya en mi carrera, es él. Cuando me ofrecieron este puesto, pensé que tendría que viajar mucho, estar fuera de casa y lejos de los niños… Me dijo, ¿sabes qué? Ya has hecho la lista de por qué no debes aceptar, ahora me encantaría que hiciéramos la lista de porqué sí debes hacerlo, porque es un trabajo estupendo y debes hacerlo realidad. Tengo que decir que es lo mismo al revés: yo siempre he estado muy orgullosa de lo que hace en su trabajo”.


 

Abrazando la ‘digi-personalización’ 

‘AA’.- Y hablando de consumidor y digitalización, ¿se ofrecen los productos que realmente se demandan?

PETRA HIELKEMA.- Es una pregunta difícil. Hay muchos productos en el mercado y deben ofrecer valor a cambio de dinero. Es decir, responder a sus necesidades y a los riesgos añadidos; ser proporcionados en el coste. Con la digitalización vemos un crecimiento de los productos personalizados a las necesidades del consumidor; lo observamos en el incremento de los seguros de Autos de pago por uso, en los seguros de Salud y de Hogar ‘conectados’… La tecnología se está utilizando no sólo para mejorar la experiencia del cliente sino también para abordar mejor sus necesidades. 

Desde luego, hay campo de mejora. Durante la pandemia se empezó a dar servicios telemáticos: como gestión telemática de siniestros, que es más rápida. Ahora se está utilizando imágenes que, mediante inteligencia artificial, se pueden reconocer como imágenes reales de un siniestro; eso está muy bien para los que son digitales -pero no hay que olvidar que no todo el mundo lo es-. También están los contratos inteligentes con blockchain que, por ejemplo, si tu avión se retrasa o se cancela, te indemnizan al momento. 

Hay muchos productos que ofrecen un buen valor al cliente, aunque también los hay que no brindan el valor por el que se está pagando. Es una de las razones por las que hacemos esta investigación; tiene que ver con los costes y con entender los productos, particularmente los unit linked. La digitalización ofrece sin duda oportunidades que se irán desarrollando en el futuro.

 


Sostenibilidad, una oportunidad única

‘AA’.- ¿Apuesta adecuadamente el Seguro por la Sostenibilidad?

PETRA HIELKEMA.- Aquí hay una oportunidad única para las aseguradoras. Cualquier actor del mercado financiero tiene esa vertiente de inversor a largo plazo, y el Seguro tiene un papel muy importante en la inversión a muy largo plazo que podría ayudar a las inversiones a largo plazo que hacen falta para una economía verde. Además, las aseguradoras tienen la vertiente de la suscripción de riesgos, y aquí no va a ser fácil analizar qué puedes suscribir, cómo hacerlo, si la gente comprará los productos... 

De hecho, EIOPA está dirigiendo ahora un piloto sobre la capacidad para asegurar riesgos catastróficos, pero también sobre el comportamiento de los consumidores a la hora de comprar estos productos; lo publicaremos antes del verano. Creo que el Seguro tiene un papel no sólo de ayudar al consumidor a cubrir sus riesgos sino también a incentivar la adaptación cuando aseguran. En ambas cosas, puede ayudar mucho a la transición verde y jugar un papel clave. La buena noticia es que el Seguro quiere hacerlo”. 



Análisis de mercado: De los planes de pensiones a Solvencia II

‘AA’.- ¿Cómo ve el futuro de los planes de pensiones paneuropeos?

PETRA HIELKEMA.- Lo primero que tenemos que saber es que los mercados de pensiones europeos son  muy diferentes. Hemos acordado los principios generales, pero los detalles se dejan a los Estados miembros para que los adapten a sus diversos sistemas. Yo digo que, si eres mayor, necesitas un bastón para caminar y dos piernas; o lo que es lo mismo: necesitas tres pilares para la jubilación. ¿Cómo van a ayudar productos como los PEPP? En primer lugar, son mucho más simples que otros, como los unit linked o los de aportación definida. Tienen un coste del capital del 1%. Hay reticencias con este coste tan bajo, pero ya hay muchos productos en el mercado con unos costes mucho más bajos. Además, son productos de ahorro para muchos perfiles de trabajadores. En cuanto a si responden a la demanda del consumidor, la demanda no se genera por razones comerciales, sino por una necesidad de ahorrar para la jubilación. 

Hay dos herramientas que pueden ayudar a ver las lagunas que hay; el cuadro de mando nacional de las pensiones, donde se conoce cuánto hemos ahorrado y si hay un desfase, y un sistema de rastreo de pensiones. Con eso, te hace una imagen de lo que tienes y cuánto podrías necesitar. Esto puede incentivar a la gente a ahorrar más y los productos PEPP pueden ayudarles a hacerlo.

 


Más que renunciar, priorizar

AA’.- ¿Ha tenido que renunciar a algo durante su carrera profesional? 

PETRA HIELKEMA.- Sí, sin duda hay barreras, pero las barreras están para superarlas. Y sí he renunciado a cosas, por supuesto. Trabajo mucho, sinceramente. Pero mi tiempo libre es para mi familia, mis hijos, mi padre, mis hermanas. Cuando quería ascender, abandoné el voluntariado que estaba haciendo en la escuela de mis hijos. No tenía tiempo. Lo hice durante un periodo -y todavía hago alguna pequeña cosa- pero tienes que elegir, hay que priorizar.

‘AA’.- ¿Y cómo solucionamos la brecha salarial que existe en el sector financiero?

PETRA HIELKEMA.- De nuevo; sacando el tema una y otra vez. Manteniéndolo en la agenda. Hay que preguntar a tu jefe, estar pendiente de las categorías laborales. Si en tu empresa las posiciones junior, senior, responsable, etc. están en la misma categoría, preguntarte por qué; ¿para eliminar diferencias? Las diferencias salariales no siempre se generan al principio, cuando entras en la empresa, sino después, conforme vas subiendo. La única manera que tenemos de saberlo es midiendo, conociendo y abordando el problema, pidiendo un análisis de los salarios dentro de tu organización y viendo los resultados. 


 

‘AA’.- El mercado asegurador es más fuerte gracias a Solvencia II. ¿Se cumplirán los plazos de la reforma y se aceptarán algunas de las enmiendas propuestas? 

PETRA HIELKEMA.- Es muy bueno que tengamos una revisión de Solvencia II. Todos estamos acostumbrados ya a ella; fue un cambio enorme, pero lo abordamos como industria y lo hicimos muy bien. También se introdujeron conceptos nuevos, como el modelo interno o la supervisión de grupo. Es bueno que miremos atrás y analicemos qué ha funcionado y qué no para ajustarnos a la nueva realidad macroeconómica. Esto será una evolución, no una revolución. En diciembre de 2020 emitimos una recomendación en la que decíamos que, para la inversión a largo plazo, sería todavía prudente rebajar un poco los requerimientos de capital.  

La versión actual de Solvencia II podría mejorarse con una ligera flexibilización, aunque prudente, de los requisitos de capital para la inversión a largo plazo. Pero, la propuesta de la Comisión va un poco más allá de lo que nosotros hemos propuesto; hay una preocupación por nuestra parte acerca de la prudencia y eso es algo que tendrá que ser examinado a nivel político. La preocupación está en aquellos ámbitos en los que las inversiones incluidas para reducir las necesidades de capital van más allá del largo plazo y se acercan al medio o corto plazo en algunas ocasiones. Ese es el riesgo. Pero si hablamos de inversiones puramente a largo plazo, sí, creo que se podría hacer algo. 

También echamos de menos en la propuesta de la Comisión el IGS (Insurance Guarantee Scheme); creemos que es una omisión porque, si se permite a las aseguradoras vender en la UE con sus pasaportes, es extraño que los asegurados, los compradores de pólizas de una misma aseguradora, sufran diferencias de cobertura según el Estado miembro en el que se encuentren, tenga o no un sistema de garantía. Hay países que no tienen un sistema, otros, lo tienen, pero con limitaciones... Creemos firmemente que hubiera sido deseable una mínima armonización. 

 


“Ascender es más duro para las mujeres”

‘AA’.- Ser mujer, ¿ha sido un obstáculo para alcanzar puestos directivos?

PETRA HIELKEMA.- Es una pregunta que, si le haces a cualquier mujer de cualquier edad, tendrá diferencias en la respuesta. Si me la hubieran hecho cuando era más joven, habría respondido que no, pero, conforme subes en el escalafón, miro alrededor y casi no veo mujeres. Algo no va bien. No puede ser solo que no estemos trabajando duro y dando lo mejor de nosotras mismas. Ascender es más duro para las mujeres. Está ese periodo en el que se quieren tener hijos y sales del mundo laboral por un tiempo. Entonces hay un montón de asunciones implícitas o explícitas, ambiciones… ahí perdemos potencial femenino. También en los años siguientes, en los que piensan que será duro ascender. Es cierto que no levantamos la mano, que no nos postulamos… 

Hay muchas cosas implícitas que habría que hacer más explícitas, hablarlas claramente. Por último, debemos tener modelos. Para mí, han sido muy importantes. Tener compañeros varones que me han apoyado y un Parlamento con cuotas, con presión para que se incluyeran más mujeres, todos estos aspectos ha sumado. 


‘AA’.- La barrera maternal ¿es quizás el principal hándicap  para llegar a puestos directivos o hay algo más?

PETRA HIELKEMA.- Creo que tanto hombres como mujeres pueden llegar a puestos directivos. En términos de cualidades, de capacidad de trabajo, no veo diferencias. Veo diversidad, estilos diferentes, pero esas diferencias también las hay entre mujeres u hombres. Entonces, ¿qué es? A veces es porque es a lo que estamos acostumbrados, es como ha sido siempre. Es decir, elegimos para ascender a la gente que conocemos, con la que tratamos… Está relacionado con la cultura que tenemos. A veces, la presión política puede ayudar a cambiarla. 

En segundo lugar, se necesita diálogo entre las mujeres y sus compañías si quieren alcanzar puestos de liderazgo; quizá estén alejadas del trabajo durante cuatro meses cuando tienen niños, pero volverán y querrán seguir con sus carreras. Pienso que va de la mano de la flexibilidad horaria y la flexibilidad del lugar de trabajo. Si yo no hubiera tenido flexibilidad, no estaría aquí. La organización del cuidado de los hijos o de un familiar enfermo… todo eso pasará igual, tanto si tienes un trabajo fácil como si vas laboralmente a por todas. Por lo tanto, los animo a desarrollar toda la carrera. 

Es asimismo muy importante hablar de estas cosas, como estamos haciendo, ver ejemplos de personas que lo han hecho y que demuestran que se puede hacer y que funciona.


 

Construir para el futuro

‘AA’.- ¿Cuáles son, a su juicio, los retos principales del Seguro¿ ¿Y a futuro?

PETRA HIELKEMA.- Deseo que como grupo de supervisores, políticos, stakeholders, seamos capaces de generar un marco robusto después de la revisión de Solvencia II, que espero que no tarde mucho. Así tendremos una base sobre la que construir y, además, hacerlo centrándonos en los nuevos riesgos, ser más sostenibles como industria y también contribuir a la sostenibilidad de la sociedad. Eso significa que tenemos que construir conocimiento, expertise en sostenibilidad, en los temas sociales, la posición de la mujer y en los aspectos culturales. 

La sostenibilidad y la digitalización son clave y fundamentales para los desarrollos que vienen, pero conllevan riesgos. Por último, creo que el concepto de inclusión financiera será cada vez más importante; no podemos dejar gente en el camino de la digitalización; no todo el mundo es digital. Y en la vertiente aseguradora, hay que avanzar hacia una era digital sin perder nuestra fortaleza, beneficiándonos de las oportunidades y sin dejar a nadie por el camino.