Inteligencia Colectiva vs Inteligencia Artificial


Inmaculada César Benavides
Directora de Innovación y Medios de Pelayo


 

Es cierto que, de todas las tecnologías exponenciales identificadas hasta el momento, la Inteligencia Artificial es una de las que más impacto tendrá en nuestro sector y en otros muchos. 

En poco tiempo, seremos testigos de la generación de inteligencia a través de Inteligencia Artificial y el Machine Learning, creando conocimiento no generado por las personas sino por la combinación de programas, robots, comportamientos humanos, likes, sensores, algoritmos, etc. 

Este conocimiento será nuevo, imprevisible y difícil de gobernar por los humanos. 

Si a esto sumamos que las compañías que tienen un mejor acceso y potencial gobierno de todo esto, y que por tanto regirán las reglas del mundo, son grandes plataformas digitales, como Google, Amazon, Facebook, etc., nuestras posibilidades se ven mermadas. 

Y mientras tanto, ¿qué hacemos las pequeñas, medianas y grandes empresas tradicionales del mercado español y el mercado europeo? En mi opinión, el presente y el futuro de nuestro ecosistema empresarial está en la inteligencia colectiva, co-creando y colaborando para crear disrupción en el mercado a través de la innovación radical. 

En nuestro sector, tenemos un ecosistema rico e integrado: aseguradoras, distribuidoras, empresas de servicios, plataformas de multitarificacion, empresas tecnológicas sectoriales, la mediación, los usuarios y clientes. 

¿Tiene sentido unir nuestras fuerzas para generar inteligencia colectiva de forma que ayudemos a crear nuevas fórmulas, productos, servicios, modelos de negocio que nos diferencien del resto? La respuesta es que es la única opción. 

 

La única vía de supervivencia será la innovación radical

 

Por eso, hemos puesto en marcha un laboratorio de innovación radical: Pelayo Lab 2122. Este laboratorio se ha creado en Unlimiteck (unlimiteck.com), fuera de la estructura de la compañía, de manera que aseguremos el foco, la objetividad y la ausencia de sesgos e ideas preconcebidas. Este hub se crea en 2020, en el año de la pandemia, el año que marcará el inicio de una nueva era. 

Sabemos que la única vía de supervivencia será la innovación radical y sus fundamentos están orientados al test & learn, la cultura del prototipo que ayude a tomar decisiones y la cultura de la integración, la diversidad y la colaboración. 

El objetivo es generar disrupción en el sector a partir de nuevos modelos de negocio, accediendo a nuevas fórmulas de generación de ingresos. 

 

Empoderar al empleado

Además, hemos lanzado una propuesta de valor para el empleado que les habla de empoderamiento. Nuestro lema es “En Pelayo, es posible”. Y en concreto, es posible que el proceso de transformación desplegado en los últimos tres años nos anime a creer que podemos generar la disrupción del sector seguros desde dentro, algo que no está sucediendo en el resto de las industrias, cuya disrupción ha venido desde fuera con nuevos jugadores que han marcado una nueva forma de hacer las cosas. 

Nuestra nueva cultura nos define como gente de acción, habla de nuestra capacidad de ejecución de un plan ambicioso, habla de salud organizacional que asegure tener una gran capacidad de reacción ante la coyuntura de mercado, pero también que nos despierte del letargo de un sector cuyo modelo de negocio se basa en previsiones y probabilidades. 

Esta nueva cultura habla de confianza, responsabilidad, autonomía del empleado, flexibilidad, dinamismo. También habla de exigencia y en concreto de autoexigencia. ¡El mundo acelera y nosotros también! En Pelayo, es posible.  \