La nube, habilitadora del cambio y la innovación

 

En el actual contexto de transformación tecnológica, que lleva aparejada también una transformación cultural, la migración a la nube es uno de los principales habilitadores para apoyar el cambio hacia un negocio digital y facilitar la innovación, tal y como se puso de manifiesto en la jornada de Atos. 

 

 

“El negocio asegurador está cambiando. Es un sector tradicional, con canales de comercialización muy asentados y una interacción con el cliente muy reducida. Pero esto está empezando a cambiar. El Seguro siempre se ha centrado en el producto, pero ahora está poniendo a las personas en el centro, ofreciéndoles productos acordes a su ciclo de vida. La digitalización ayuda a mejorar esta relación con los clientes e impulsa a las organizaciones a transformarse para poder centrarse en ofrecer experiencias y productos personalizados”, comentaba Carlos Guarino, head of Insurance Industry de Atos.

Incidió en que el cambio digital que se está produciendo en las organizaciones está permitiendo avanzar hacia el desarrollo de productos y servicios personalizados, flexibles, accesibles y arraigados en la analítica y el conocimiento del cliente. Además, se detuvo en los elementos clave de esta transformación digital, como omnicanalidad, innovación, mejora de la experiencia del usuario, eficiencia operacional, agilidad en el desarrollo de nuevas soluciones, posibilidad de crear ecosistemas de socios, etc.

Y, en este contexto de transformación, destacó el importante papel de la nube. Especificó que los tres principales factores que impulsan la adopción del cloud computing en el sector asegurador son la modernización (mejora de la experiencia de clientes y empleados), la transformación (evolución de la forma en la que el negocio interactúa y opera con el mercado) y el crecimiento (desarrollo de productos y servicios que cubran las nuevas necesidades de los clientes). En cuanto a los beneficios que ofrece la nube, destacó el incremento de los ingresos, la aceleración del time to market, la generación de experiencias diferenciadas, el descubrimiento de información valiosa, la optimización del riesgo y el ahorro de costes.

Sin embargo, reconoció que existen algunas percepciones erróneas sobre la nube que habría que desterrar; ideas preconcebidas en torno al elevado coste de las soluciones, el riesgo de seguridad asociado a las mismas, la pérdida de control sobre las aplicaciones y datos de la empresa o la falta de capacidad. Por otra parte, hizo hincapié en que este cambio digital ha de ir acompañado de una transformación cultural que permita que toda la organización sea partícipe y adopte las nuevas tecnologías y formas de trabajar.

 

Hacia soluciones multicloud

Ignacio Folgado, head of Cloud Advisory CES Iberia de Atos, puntualizó que las arquitecturas cloud han ido evolucionando a lo largo del tiempo, desde los primeros despliegues de alojamiento en servidores hasta las soluciones de cloud híbrida y pública mediante modelos IaaS, PaaS o SaaS. “El cloud computing aporta soluciones en las diferentes etapas de migración a la nube en la que se encuentre la empresa”, comentaba. 

Además, abordó los retos de la migración a la nube desde un punto de vista tecnológico. Como punto de partida, recomendó plantearse qué se quiere obtener del cloud. “En función de la respuesta, las técnicas empleadas pueden ser distintas”, ya sean migraciones lift and ship, soluciones de nube híbrida, planteamientos cloud first, etc.

Igualmente, aconsejó identificar el detonante para impulsar la adopción de la nube. Algunos de estos factores pueden ser el vencimiento del contrato del data center o de una licencia de software, la necesidad de una integración rápida de adquisiciones, las limitaciones presupuestarias o de recursos, una necesidad urgente de mayor capacidad, exigencias de cumplimiento, la respuesta ante posibles amenazas de ciberseguridad, garantizar la continuidad de negocio, etc.
Con la vista puesta en un futuro inmediato, recalcó que se tiende hacia soluciones multicloud con un orquestador neutral, con el fin de no atarse a ningún operador de los denominados hiperescalares, como AWS, Azure o Google Cloud. Además, prevé que la tendencia general será hacia un modelo híbrido, “porque va a haber aplicaciones que no merecerá la pena llevar al cloud”.

Asimismo, explicó la metodología de trabajo de Atos a la hora a asesorar y diseñar la migración a la nube de sus clientes, partiendo de un análisis de las personas y procesos, las aplicaciones y datos y las infraestructuras existentes en cada organización. También compartió la experiencia de Atos como proveedor de TI en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín, recordando que la compañía ha sido partner tecnológico de los Juegos Olímpicos celebrados desde Barcelona’92. 

Además, Guarino expuso un caso de éxito de migración a la nube desplegado por Atos en una empresa del sector, obteniendo significativos resultados: simplificación del modelo operativo, desarrollo de un nuevo modelo de infraestructura, flexibilidad económica, eliminación de la obsolescencia, integración con metodología agile, seguridad y cumplimiento normativo y gobierno multicloud y liderazgo.