El valor de los seguros conectados 

 

El aumento de las expectativas del usuario, la presión por la reducción de costes, el creciente uso de diversas fuentes de datos y el incremento de la competencia y de la necesidad de diferenciarse de la misma. Éstos son los cuatro factores que impulsan la adopción de los seguros conectados, según explicó Gijsbert Cox, Insurance Industry leader de Appian, en la jornada organizada por su compañía.

 

 

La transformación digital del sector fue el hilo argumental de esta jornada. Cox indicó que las aseguradoras se encuentran con la dificultad que supone coordinar los diferentes sistemas existentes —CRM, gestión de pólizas, gestión de siniestros, facturación, contabilidad, etc.—, por lo que propugnó una aproximación diferente, con una visión 360º y omnicanal del cliente, aprovechando la conectividad de los datos. “El desafío es hacer el Seguro más sencillo y dar el siguiente paso hacia la innovación mediante los seguros conectados. No podemos sentarnos y relajarnos. Hay que agarrar la oportunidad”, dijo.

Al hilo de ello, Ramón Riquelme, senior Solution consultant de Appian, puntualizó que es preciso eliminar los silos de datos y abordar la conectividad de los sistemas existentes, aprovechando las capacidades de plataformas que permitan componer e integrar toda la información para tener una visión unificada. También aclaró cómo puede ayudar su empresa a dar ese paso.

“Cuando llegamos a una compañía, la idea no es trabajar con Appian de forma disruptiva, si no lo desean, sino que pueden seguir aprovechando sus sistemas core y legacy. Nosotros ofrecemos la posibilidad de componer e integrar toda la información para tener una visión unificada”, comentaba. Especificó que sus soluciones permiten generar aplicaciones modulares y modulables, mejorando la capacidad de adaptación. Además, se ofrece la posibilidad de personalizar la información mostrada a distintos perfiles de usuarios, priorizando la información más relevante en cada caso.

 

Adaptación a clientes 100% digitales

Félix Arranz, account executive de Banca y Seguros de Appian Iberia, modero luego una mesa redonda en la que se abordaron los retos de Seguro y el papel de la tecnología como elemento clave para la digitalización. Arranz resaltó que la tecnología está permitiendo acelerar la digitalización del sector para desplegar iniciativas que respondan a las nuevas demandas de los clientes. En este sentido, remarcó que el Seguro debe ser capaz de adaptarse a la llegada de una nueva generación de clientes 100% digitales. Por otro lado, incidió en que el sector se enfrenta al reto de “hacer más con menos”, por lo que se necesitan herramientas que incrementen la productividad.

Marcos Rodríguez, head of Strategy, Transformation & Data de Zurich, añadió que las aseguradoras se encuentran ante el desafío que supone tener que asegurar riesgos que hasta ahora no eran asegurables, como eventos catastróficos, el riesgo de longevidad, etc. También reconoció que la Covid-19 “nos ha forzado a ser más digitales y ha expandido la base de la digitalización de la sociedad”, por lo que las aseguradoras han de responder a esta situación, digitalizando su modelo de negocio y su cadena de valor, así como todo el customer journey, que tiene que ser omnicanal, coordinado en todos los canales y apalancado en el uso de datos.

Agustín Prieto, director de Innovación de Seguros de Santander España, apuntó que el principal reto es afrontar la transformación para “ser más ágiles y flexibles, con el fin de llegar a unos clientes que son menos fieles y temerosos ante el cambio”. De este modo, afirmó, “hay que atraerlos pensando como ellos”, por lo que es fundamental atraer talento. Además, indicó que muchas insurtechs “nos están enseñando el camino”, refiriéndose a su capacidad de adaptación, flexibilidad, nuevas formas de llegar al cliente, etc. Por otra parte, insistió en el desafío que supone la renovación de cartera, que exige modificar la manera de llegar a las nuevas generaciones de clientes.

 

Low code como palanca de transformación

Ante estos retos, Arranz destacó el papel de la tecnología como transformadora del negocio, poniendo el acento en las herramientas low code como palanca de transformación, “permitiendo acercar la tecnología a usuarios que estaban lejos y aprovechar las ventajas de la metodología agile”.

Por ejemplo, Prieto indicó que Santander está avanzando “a través del desarrollo de herramientas modulares, escalares y omnicanales”, aprovechando las capacidades que ofrece el low code. “La tecnología tiene que ser un facilitador”, comentaba.

Rodríguez también destacó las posibilidades del low code. “Permite innovar de manera ágil, con poco coste y en poco tiempo, así como la posibilidad de incorporar metodología agile, generando un producto mínimo viable para poder ir al mercado, testear y pivotar”, comentaba. Además, incidió en que el low code reduce los cuellos de botella que se producen por la escasez profesionales especializados en hard code. Asimismo, remarcó que estas herramientas “liberan capacidad organizativa y tiempo de las personas que trabajan en front line y que son de bajo valor añadido”.

Por su parte, Gloria Navas, automation evangelist de Appian, expuso que “el low code es mucho más rápido para desarrollar aplicaciones, pero también para mantenerlas y evolucionarlas; además, con un coste más razonable”. Además, incidió en que la automatización permite mejorar la eficacia del flujo de trabajo.