La Sostenibilidad es el futuro

 

En el caso de las empresas, apostar por la Sostenibilidad en todas sus vertientes puede verse como el legado que pueden dejar no solo a sus clientes, accionistas y la plantilla del futuro sino también al resto de la sociedad. En su jornada de la Semana del Seguro, Zurich explicó cómo aborda esta cuestión, así como la Sostenibilidad de los clientes, en este caso enseñándoles a gestionar mejor sus riesgos.

 

 

“Los riesgos que tenemos hoy por hoy forman parte, en buena medida, de un cambio climático y como aseguradores tenemos que ser capaces de influir y ser parte de un cambio de enfoque hacia la Sostenibilidad porque es el futuro”, sostuvo Sonia Calzada, directora de Negocio Particulares de Zurich en la jornada que la aseguradora ofreció bajo el título ‘Crecimiento y futuro lado a lado con la Mediación’.

La entidad puso sobre la mesa la importancia de generar un impacto social y económico positivo dentro y fuera de la organización. Calzada expuso algunas de las cifras que dejan las acciones recientes de la compañía en este terreno e insistió en la responsabilidad que tienen tanto las personas como las organizaciones a la hora de “dejar un legado” a las generaciones futuras y que ahora mismo tendría que ver con “transformar, digitalizar y hacer un mundo mucho más sostenible”. 

 

Cifras ‘verdes’

En el ámbito energético, Calzada señaló que las oficinas de Zurich utilizan electricidad de origen 100% verde y en el marco de las distintas campañas que impulsa la entidad, destacó la plantación de 234.000 árboles, que permiten fijar 9.369 toneladas de CO2. Por otro lado, la aseguradora ha conseguido reducir en un 95% el uso de papel de oficina durante el año pasado, en parte gracias a la pandemia, como se reconoció, y existe el compromiso de reducir un 70% los viajes de empresa en el mundo pospandémico. En esta misma línea de reducir la movilidad no imprescindible, la directora de Negocio Particulares de Zurich citó la videoperitación como un sistema que puede reducir “no solo tiempos sino también CO2; obviamente, no todo se puede hacer todo con vídeo”.

Otra faceta de la Sostenibilidad, en este caso hacia a los clientes, es el apoyo emocional gratuito que la entidad ofrece. “Es algo importante, aunque no se usa tanto”, reconoció Calzada quien, no obstante, lo considera parte de “una comunidad del bienestar que tiene que ver con cuidarnos más, tener una alimentación mejor, seguir patrocinando maratones, carreras de la mujer…”.

La erupción volcánica en la isla de La Palma se ha presentado también como una ocasión para estar cerca del cliente y atender necesidades nuevas. Calzada describió el trabajo de los equipos de siniestros, “más allá de la gestión de los siniestros con el Consorcio”, buscando gabinetes legales que se pudieran encargar de trámites que han sido necesarios como demostrar que la propiedad de inmuebles e incluso evacuar temporalmente a personas fuera de la isla, en concreto “150 familias” que se desplazaron a “otras islas y distintos países”. “La sostenibilidad hacia nuestros clientes también va de esto, de ver cómo les podemos ayudar en todo lo que les está pasando”, defendió Calzada.

¿Y de puertas hacia dentro? En este sentido existen algunas medidas como la desconexión digital obligatoria durante los fines de semana, períodos vacacionales y bajas médicas, que hace imposible el envío de correos electrónicos y de la que se beneficia el 90% de la plantilla. Asimismo, se han reducido 30.000 horas de reuniones gracias a la limitación de las mismas a cinco horas a la semana por persona.

 

Reducir la siniestralidad

Para Zurich, otra vertiente de la sostenibilidad del negocio tiene que ver con el apoyo a los clientes para reducir el riesgo de sufrir un siniestro. A esta cuestión se refirió Josep Luis García, director de Zurich Resilience Solutions, una unidad global de la aseguradora creada el año pasado con el objetivo de investigar nuevas formas de mitigar y cubrir riesgos sobre todo industriales que, como reconoció, no siempre encuentran cobertura en el sector asegurador ante el ‘endurecimiento’ del mercado tras años de pérdidas en determinados ramos. 

Esta problemática afecta a empresas químicas, de alimentación, pero también de reciclado que “viven un boom y hay muchas plantas que están sin seguro”.

García explicó que “trabajamos para que estos clientes y los mediadores puedan encontrar una solución aseguradora en poco tiempo, aumentando la calidad del riesgo para que vuelva a ser atractivo”. 

A este respecto aludió a un estudio interno en marcha en estos momentos que ha encontrado una correlación entre Sostenibilidad y siniestralidad que, “aunque no es directa”, indica que aquellas empresas “que apuestan por el medio ambiente, la parte social y la gobernanza y lo hace bien, tienen potencialmente menos probabilidad de tener un siniestro”, por lo que recomendó a los mediadores ayudar a sus clientes a mejorar este aspecto.