La comprensión del lenguaje llega a la gestión documental 

 

La aplicación de Inteligencia Artificial en la gestión de documentos ayuda a reducir el riesgo, mejora la ratio de beneficio y aumenta la capacidad de producción mediante la comprensión, permitiendo categorizar y extraer de datos significativos para el negocio de dichos documentos.

 

 

Emili Mata, sales manager de Expert.ai, explicó en la jornada de su compañía cómo se pueden aprovechar las capacidades de la Inteligencia Artificial (IA) en la gestión documental y compartió su experiencia con varias entidades del sector asegurador.

Indicó que la aplicación de la Inteligencia Artificial es fundamental para convertir los datos en valor en un momento como el actual, en el que el volumen de datos no para de crecer. En este sentido, reseñó que la industria aseguradora se encuentra con varios desafíos. Por una parte, los documentos son abundantes y presentan diferentes estructuras y diseños. Además, muchas actividades siguen siendo manuales, por lo que pueden producirse errores e ineficiencias.

Asimismo, alrededor del 80% de los documentos no están estructurados y sólo pueden ser procesados si son leídos por completo. Y todas estas ineficiencias y tiempos de proceso conducen a la pérdida de oportunidades.

Antes estos retos, Expert.ai propugna la utilización de IA, con el fin de procesar documentos ricos en conocimiento, con formatos no estructurados y variables y con referencias intradocumentales. Mata precisó que la IA reduce el riesgo, mejora la ratio de beneficio y aumenta la capacidad de producción mediante la comprensión, categorización y extracción de datos significativos para el negocio en los textos de dichos documentos. Además, hizo hincapié en que no es preciso sacar los datos fuera de la empresa, sino que pueden permanecer dentro de su perímetro.

Entre los casos de uso más habituales destacó la gestión de siniestros, la gestión de emails, la revisión de pólizas, la comparación de contratos o la ingeniería de riesgos. Respecto a la gestión de emails para siniestros, apuntó que la IA puede clasificar automáticamente los correos electrónicos por categoría, extraer automáticamente los datos e integrarlos en las API de negocio, reenviar automáticamente los emails a los respectivos equipos y responder automáticamente a requisitos. Esto se traduce en una mayor eficiencia en la clasificación y extracción de datos. 

La IA también ayuda a reducir la exposición involuntaria al riesgo mediante la revisión de pólizas, sobre todo durante el proceso de renovación. Igualmente, se puede aplicar en la comparación de contratos, para evitar una falta de estandarización que pueda generar desalineaciones entre las cláusulas de las pólizas, los contratos de referencia y las mejores prácticas internas, produciendo fugas de contratos. La IA permite analizar y clasificar cada póliza, extraer factores de exposición clave (cobertura, exclusiones, limitaciones, etc.) y resumir y resaltar para una posterior revisión humana. Mata precisó que esta automatización se traduce en un aumento de la capacidad, reducción de la exposición y mejora de la experiencia del cliente. 

 

Aligerar una tarea tediosa

Respecto a la ingeniería de riesgos, indicó que la IA puede extraer factores de riesgo y preasignar grados de riesgo para la revisión humana. Así, permite aligerar una tarea tediosa, que conlleva un proceso costoso y con un tiempo lento de respuesta en la cotización, mejorando la experiencia del cliente.

Finalmente, explicó que la tecnología de IA que emplea Expert.ai se basa en la Comprensión del Lenguaje Humano (NLU, por sus siglas en inglés), que es una de las ramas del procesamiento del lenguaje natural (NLP, por sus siglas en inglés). “Esta tecnología ayuda a las máquinas a entender el texto como los humanos”, comentaba. De este modo, afirmó, “es capaz de entender el significado de una misma palabra en diferentes contextos”. 

Además, puso el acento en algunos de los elementos diferenciadores de la propuesta de su empresa, como la escalabilidad o su carácter horizontal, ya que puede aplicarse a toda la cadena de valor del Seguro, a diferencia de las soluciones puntuales. Asimismo, recalcó que su plataforma está disponible en 14 idiomas de forma nativa, sin traducción de otras lenguas.