José Manuel Inchausti

CEO de MAPFRE Iberia

“La recuperación económica es lo que más preocupa a los que gestionamos empresas”

 

La salida de la situación actual de incertidumbre y la propia recuperación económica son los factores que más preocupan a José Manuel Inchausti, CEO de MAPFRE Iberia, y “a todos los que gestionamos empresas”. La pandemia exige mayor rapidez y flexibilidad y “estamos tratando de incorporar al business as usual esta forma de trabajar ágil”, apunta. Buena parte de su tiempo lo ocupan las reuniones de todo tipo,.. En su labor del día a día, reconoce, trata de implicarse “al máximo” en la gestión, estar en contacto con clientes “y mantener comunicación directa con todos los empleados”.

 

Limite

 

 

‘A.A.’.- El entorno de incertidumbre actual, ¿cómo afecta a su labor del día a día? ¿En qué ha cambiado con la pandemia? 

JosÉ Manuel Inchausti.- La pandemia nos ha exigido una mayor rapidez y flexibilidad desde el principio. En los momentos más duros de ella el comité de crisis se reunía a diario para poder gestionar en una situación tan nueva y tan cambiante. Y de hecho, tuvimos que reestructurar el plan estratégico de forma muy rápida para adaptarlo a la nueva situación. Estamos tratando de incorporar al business as usual esta forma de trabajar ágil, con rápida capacidad de reacción y de toma de decisiones y tan ejecutiva, por supuesto, sin descuidar la visión a largo plazo, que también es esencial. 

 


Tres claves que marcarán la economía española en 2022

Sociedad más digital. 
Acceso a los fondos europeos. 
Tendencia hacia una economía más sostenible 


 

‘A.A.’.- ¿Qué cuestiones de negocio le preocupan más para 2022? ¿Y a medio plazo? 

JosÉ Manuel Inchausti.- La realidad es que nos enfrentamos a una gran incertidumbre. La salida de esta situación y la propia recuperación económica son los factores que más preocupan en la actualidad a todos los que gestionamos empresas. De las medidas que se tomen, dependerá cómo de fuertes o débiles saldremos de esta crisis. 

Pero, además, la actual situación económica y sanitaria está trayendo otras consecuencias que impactan directamente sobre nuestro negocio. Una de ellas, la aceleración de la digitalización, que exige modificar modelos de relación con el cliente y procesos internos. El consumidor se ha acostumbrado a ese estándar y es el que exige a las empresas.

Por otro lado, el Seguro se enfrenta al desafío de ofrecer soluciones a las necesidades que van surgiendo en la sociedad. Ahí tenemos, por ejemplo, la revolución que está experimentando el mundo del automóvil y la movilidad, o los ciberriesgos. Y, por supuesto, el envejecimiento.

 


“Es difícil que haya dos días iguales”

José Manuel Inchausti llega a la oficina (los días que acude) sobre la 8.30 h. y permanece en ella hasta las 19.00h. No obstante, los eventos, viajes, etc hacen que sea “difícil que haya dos días exactamente iguales”. “La mayor parte de mi tiempo se dedica a reuniones, presenciales o virtuales. Realmente la mayor dificultad es encontrar tiempo para trabajar con tranquilidad a solas en el despacho, de forma reflexiva...”, indica.

Trata de implicarse al máximo en la gestión, mantener el contacto con clientes, “y mantener comunicación directa con todos los empleados”. De hecho, “he mantenido desayunos con empleados para intercambiar impresiones; explico regularmente por streaming la estrategia a toda la organización y desde el inicio de la pandemia he estado grabando vídeos. Son más de 30”.

A raíz de la pandemia el porcentaje de reuniones “virtuales” ha crecido de forma exponencial, “pero siempre que ha sido posible he tratado de mantener el contacto personal”.  Sí se han reducido las comidas de trabajo, que era una actividad muy habitual en su agenda anterior.

Por otro lado, reconoce que trata de ser “muy eficiente” con el correo y “respondo lo antes posible”, aunque los menos urgentes “inevitablemente quedan para el fin de semana”. “En redes también trato de interactuar de forma regular”, con presencia en LinkedIn y Twitter.

La desconexión digital es difícil, “pero trato de buscar siempre algún momento del día, aunque sea corto, para desconectar un rato, pasar tiempo con la familia, leo justo antes de dormir...”. “Con organización y equipo es posible”, señala.