Olga Sánchez

CEO de Axa España 

“La flexibilidad va a ser clave”

 

Entramos en futuro inmediato en el que “la flexibilidad va a ser clave”, afirma Olga Sánchez, CEO de Axa España. La pandemia ya está cambiando muchos aspectos en la forma de trabajar y ahora toca ir un paso más hacia adelante, como han hecho en la compañía, desde el teleworking al “smartworking”.  La evolución de la Covid-19, precisamente, es una las cuestiones de negocio que preocupan más a la directiva para este 2022 y, a medio plazo, “la recuperación de la economía, que está muy correlacionada con el sector asegurador”.

 

Limite

 

‘A.A’.- El entorno de incertidumbre actual, ¿cómo afecta a su labor del día a día? ¿En qué ha cambiado con la pandemia? 

OLGA SÁNCHEZ.- La pandemia ha venido a modificar muchos aspectos de nuestra forma de trabajar. En nuestro caso, por ejemplo, nos ha enseñado que podemos estar cerca estando lejos. Las reuniones presenciales han dejado de ser la norma y ya nos hemos habituado a mantener reuniones híbridas, con alguna persona en remoto. Esto ha cambiado nuestra dinámica y la forma de relacionarnos y nos ha obligado, por ejemplo, a dar el espacio y el tiempo que merecen las personas conectadas online.

A nosotros, que ya estábamos en un 70% de teleworking antes de la pandemia, nos ha confirmado que estábamos en el buen camino. Y hemos dado un paso más hacia adelante porque ya no hablamos de teleworking, sino de smartworking. La flexibilidad va a ser clave en el entorno de trabajo en el futuro más inmediato.

 


Tres claves que marcarán la economía española en 2022

Evolución de la Covid.
Inflación.
Fondos europeos y reforma laboral.


 

‘A.A’.- ¿Qué cuestiones de negocio le preocupan más para 2022? ¿Y a medio plazo? 
    
OLGA SÁNCHEZ.-  Para este nuevo año mencionaría tres cuestiones clave. En primer lugar, la inflación, por el impacto en el coste medio de los siniestros y, en general, en todos los costes de la empresa. Un segundo tema es la evolución de los eventos climáticos tras un 2021 muy intenso . Y tercero, la guerra de precios del sector a pesar de los dos puntos anteriores.

A medio plazo, la recuperación de la economía, que está muy correlacionada con el sector asegurador.

 


Cerca también de los clientes

El día a día de Olga Sánchez comienza a las 8:30 h. y como máximo se alarga hasta las 20:30 h. “aunque trato de desconectarme antes”. “Suelo tener entre 5 y 6 reuniones diarias y las adapto según esté teletrabajando o en la oficina. Lo que sí procuro es que, cuando estoy en la oficina, sean presenciales”, nos explica. 

Estos encuentros suelen ser con personas del grupo, miembros del Comité Ejecutivo o del sector asegurador, entre ellas también personas de la Mediación. Con los clientes, nos detalla, “realizo escuchas telefónicas en las plataformas de atención una vez cada dos meses durante dos horas”. 

En este nuevo modelo. “las comidas de trabajo las suelo limitar a una a la semana y suele ser con el equipo directo o institucionales”.

También dedica tiempo a la lectura y la respuesta de mails “entre reunión y reunión, pero sobre todo a final del día, cuando intento reservarme un par de horas y gestionar los correos que conllevan más dedicación que una simple lectura”. Reconoce que suele ojear las redes sociales (sobre todo Twitter) de vez en cuando, aunque para ello también cuento con la ayuda del equipo de Comunicación, “que me avisa cuando sucede algo que debo saber o me propone algo que difundir”. “Es algo que hacemos conjuntamente”, apunta.

Aparcar el móvil

Como compañía a nivel general, la propuesta es tener reuniones las tardes de los miércoles y así lo cumple Olga Sánchez para ganar tiempo. Además, para practicar la desconexión digital, “al llegar a casa dejo el móvil ‘aparcado’ en el mueble de la entrada o, si estoy teletrabajando, desde el momento que dejo de trabajar también ‘aparco’ el móvil, que nunca invade mis estancias personales (habitación).