Líderes capaces

La impresión generalizada es que con la pandemia comienza a verse luz al final del túnel. A punto de alcanzar el deseado pico de la sexta ola justo al redactar este artículo, todo apunta que en febrero -gracias a la vacunación masiva, previsiblemente, con un nivel de contagios muy limitado y una incidencia hospitalaria en mínimos-, se tornará a cierta ‘normalidad’ en el plano económico, social y, por supuesto, asegurador. 

Se pudo percibir en la reciente presentación de resultados sectoriales de 2021, se viene constatando en las cada vez más usuales convocatorias de actos de empresas e instituciones y sin duda se va a confirmar en la Semana del Seguro 2022. Todos tenemos muchas ganas de recuperar la presencialidad, la relación más o menos directa y personal, así como la posibilidad de hacer networking e intercambiar experiencias e impresiones profesionales con otros colegas, amén de debatir o escuchar otros enfoques de negocio enriquecedores. De no surgir impredecibles, será posible -ya lo verán- entre el 15 y el 17 de febrero, en el Centro de Convenciones Norte de IFEMA. 

Permitirá revisar todas las cuestiones que preocupan a la industria y que están ahora, y en los próximos tiempos, en el foco de las inquietudes del Seguro español. Se podrá percibir desde la inauguración, con un Foro de Alta Dirección Aseguradora cuyo tema central es más que expresivo: ‘Seguro y Sostenibilidad: el papel del líder’. Y se visualizará en las cerca de 40 jornadas y actividades previstas. Yo me inscribiría ya, más que nada para no perder una oportunidad que sin duda este año, más que nunca, será irrepetible.

Los retos de 2022

En la Semana se podrá vislumbrar si son sólidos los signos de recuperación de crecimientos cercanos a dos dígitos que deja entrever el algo más del 5% que aumentaron las primas en 2021. Y si las tendencias en los principales ramos son las que se han apuntado. 

Parece que el año estará marcado por: la aceleración de la competencia; el aumento de la siniestralidad (en ramos como autos más que evidente por la recuperación de la actividad); la continuidad de los tipos de interés en mínimos, lo que impacta de lleno en los rendimientos financieros y las rentabilidades que se pueden ofrecer en los productos de Vida; por los retos que vienen en materia de Sostenibilidad y en todo lo relacionado con el Buen Gobierno, la igualdad o el medio ambiente, entre otras muchas cuestiones; el desarrollo de la digitalización y la utilización masiva de la Inteligencia Artificial; la generalización de acuerdos/alianzas de colaboración; la búsqueda de la máxima eficiencia; el desarrollo de la movilidad; la persistencia y agudización en el cambio de hábitos en los consumidores; y, en el ámbito de las corredurías, los procesos de compra, integración o toma de participaciones accionariales mayoritarias (apenas ha empezado el año y ya hemos visto los que han afectado al líder portugués MDS, y a Summa y a ERSM en España). 

En este marco, harán falta directivos realmente líderes, capaces de hacer dar lo mejor a sus equipos y con un enfoque abierto sobre ese futuro lleno de incertidumbres que nos rodea y en el que buscan el triunfo de sus organizaciones. Un buen número nos aportan su visión en este número. Gracias por el esfuerzo.