Aegon ha reformado su sede para facilitar un modelo de trabajo híbrido (hasta 3 dias en la oficina y el resto desde casa) que enlaza con la propia evolución de la compañía y la transformación de su modelo de negocio. “Se trata de un replanteamiento de para qué queremos que sirva nuestra oficina”, es una oportunidad “única” para hacer algo diferente y conseguir nuestra ambición de ser el mejor lugar para trabajar” afirma Smara Conde, directora de RRHH de Aegon. La oficina tiene que ofrecer algo que no se encuentra en casa, un lugar de encuentro en el que aprovechar el tiempo en equipo”. El feedback de los empleados ha sido muy positivo.

 

Desde mediados de 2016, Aegon tiene su oficina central en el Parque Empresarial Cristalia, al norte de Madrid. La oficina ha sufrido varias transformaciones en este tiempo a medida que las necesidades han ido cambiando y este verano ha tenido una reforma integral para adaptarse a un nuevo modelo de trabajo híbrido. Sus empleados podrán trabajar a distancia hasta el 60%.

Se han cambiado 510 puestos fijos de trabajo individual por poco más de 100 mesas calientes, dejando así casi el 65% del espacio a trabajo en equipo, pero también a estancias en silencio y otras para conexiones con empleados y proveedores que no están en la oficina.

“Nos planteamos nuestra nueva oficina como la oportunidad de crear un entorno que nos ayude a ejecutar nuestra estrategia”, indica Smara. El objetivo era reformar la oficina como parte de la transformación de la compañía, “desde la estrategia de personas, pasando por el espacio de trabajo físico y virtual y los procesos digitales hasta el impacto ambiental y la ciberseguridad”, añade. 

La situación ha cambiado la percepción del uso del tiempo y del espacio. “Pretender una vuelta al modelo anterior sin hacer ningún ajuste no era una opción.  El nuevo modelo está basado en la flexibilidad y la confianza, priorizando el trabajo a distancia y las dinámicas ágiles y un espacio físico adaptado para este fin. “Queremos que cada empleado perciba la oficina como su propia casa, un lugar al que ‘mola’ ir”, se remarca.

La compañía además ha llegado a un acuerdo sobre el reconocimiento del derecho a la desconexión digital, para promover una cultura que ayude a conciliar. Y se cuenta con medidas de flexibilidad horaria de entrada y salida. 

Este modelo conlleva, además. una notable presencia tecnológica, por lo que todas las salas y espacios de reuniones cuentan con la ultima tecnología.

 

Plaza mayor

Con una orientación al concepto de ciudad y naturaleza, se utilizan los colores del cielo para decorar los espacios y las distintas ubicaciones reciben el nombre de lugares de en una ciudad. Es precisamente la ‘Plaza Mayor’ el espacio más emblemático. Dispone de una grada para reuniones multitudinarias y emisiones en directo. “Se trata de un lugar de diversión entre compañeros más allá del trabajo y el día a día, en el que también se puede tomar un café o tener reuniones informales,”, se explica.

La sede se ubica en un inmueble (de forma triangular y una gran luminosidad) de última generación, con certificación de calidad ambiental Leed.