En constante crecimiento

 

Desde el primer momento, Dunas Capital apostó por ubicar su sede en un edificio representativo, en una zona que estuviera cerca del casco histórico de Madrid. Así puso sus miras en la Plaza de las Cortes, junto al Congreso de los Diputados, sin duda, uno de los rincones más icónicos de la capital. Allí se instaló la sociedad y desde allí ha ido creciendo y consolidándose durante los últimos cinco años, configurando un proyecto hoy plenamente consolidado. Los principios que siempre han caracterizado la firma -independencia, experiencia, innovación y sostenibilidad- siguen presentes tanto en su sede como en su plan de futuro guiando su estrategia para crecer tanto en activos gestionados como en clientes.

 

 

El edificio que acoge la sede de Dunas Capital fue construido en 1953, sobre un antiguo palacete de 1864, diseñado por el arquitecto Jerónimo de la Gándara. Es propiedad de uno de sus mejores clientes (Ges Seguros).

La firma que lidera David Angulo ocupa la totalidad de la cuarta planta, con fachadas a la Plaza de las Cortes y a las calles Fernanflor y Marqués de Cubas. En total, cuenta con una superficie útil de 833 m2..

El espacio de trabajo se distribuye en un entorno similar a un rectángulo, que alberga en la zona central el office y algunas salas de reuniones, y en los laterales del rectángulo se sitúan los puestos de trabajo, con espacios totalmente diáfanos. Son unas oficinas espaciosas y suficientes para acoger una plantilla que en los últimos años se mantiene muy estable, en torno a las 70/75 personas.

En el edificio, además de la fachada original (ahora en rehabilitación), destacan la escalera monumental y las pinturas que adornan sus paredes. A ello se suma un auditorio con capacidad para 300 personas en el que se pueden ofrecer cursos, ponencias o conferencias.

 

 

Principios fundacionales

Como en muchas empresas, las salas de reuniones son las estancias más codiciadas, si bien la más popular posiblemente sea la cocina. Y es que, como se apunta, “probablemente es el lugar donde se mantienen las conversaciones más interesantes y donde se concentra más gente a lo largo del día”.

Buena parte de los principios fundacionales de la firma se manifiestan de manera muy clara en su sede: “La Independencia, ya que no compartimos oficina con nadie; la Experiencia, marcada por la antigüedad, sobriedad y representatividad del edificio en cuestión; la Innovación, ya que contamos con los medios tecnológicos más modernos y vanguardistas; y la Sostenibilidad, ya que el edificio ha sido renovado recientemente bajo criterios de sostenibilidad, funcionalidad y bienestar, respetando en todo momento su historia”. 

 

 

Independencia

Consolidado el proyecto, el plan de futuro del grupo pasa por seguir creciendo, de manera orgánica, a un ritmo parecido al de años precedentes, incrementando los activos bajo gestión en todas las áreas de negocio y aumentando su base de clientes, “Así conseguiremos nuestro objetivo primordial, que no es otro que convertirnos en la gestora independiente de activos, tanto mobiliarios como inmobiliarios y alternativos, de referencia para el mercado ibérico, a través de una gama concentrada de producto de gran calidad y alto valor añadido”, se remarca desde el grupo.