No se acordarán, pero en enero de este año les indicaba que había cuatro temas que iban a ocupar mucho tiempo de los Departamentos de Personas en 2022: Escucha, Flexibilidad, Salud y Tecnología.

En las últimas semanas, hemos ido tocando algunos de ellos, y seguiremos, si ustedes lo permiten, en los próximos meses. Por ejemplo, hoy quiero tocar, de una manera libre, algunos aspectos por los que la flexibilidad es tan relevante.

De una manera muy directa, vamos a centrarnos en 3 cifras que nos ayudarán a dibujar el enorme contorno de este aspecto.

75%

Según el informe ‘Generation Mute, Millennials phone call statistics’, realizado por Bankmycell, recibir una llamada resulta una experiencia molesta e incómoda para el 75% de los millenials. Ellos no quieren interactuar con agentes comerciales o ningún otro tipo de interlocutor. Quieren un contacto a través de plataforma tecnológica en el que ellos controlen el momento, el alcance de la interacción y eviten los consejos o sugerencias comerciales.

77%

Es el % de españoles que cambiarían de empleo si pudiesen. En nuestro país no estamos viviendo la denominada “Gran Dimisión” como en el mundo anglosajón. Pero no se debe a que los empleados no quieran, sino a que los bajos salarios y la “mochila” indemnizatoria atan mucho en este salto. Pero, ustedes juzguen, si eso pasa en todos los puestos. Los tecnológicos, los de valor añadido y los perfiles más innovadores sí se mueven y están generando una nueva guerra por el talento. El salario no es la fórmula para retener en la mayoría de los casos.

70%

De las empresas españolas no permiten el teletrabajo a sus trabajadores. Se suele decir que el teletrabajo no ha triunfado en España, pero la realidad es que son las empresas las que, por motivos culturales y por viejos clichés organizativos, no quieren desarrollar algo que demandan el 80% de los empleados: flexibilidad para adaptarse a sus necesidades.

Como pueden ver, son tres caras del mismo poliedro: la flexibilidad.

  • Flexibilidad es atender a clientes diferentes con modelos de negocio adaptables, digitales y flexibles. 
  • Flexibilidad es analizar por qué muchos empleados se quieren marchar y provocar los cambios necesarios en los modelos culturales y organizativos para que se quieran quedar... o se quedarán con los que no se puedan ir.
  • Flexibilidad es reflexionar, hacer propósito de enmienda y aceptar la Flexibilidad, si me permiten el juego de palabras.

Muchas veces les he preguntado: esto es fácil, ¿no? Pues, manos a la obra.