Es importante que corredores y aseguradoras proporcionen el asesoramiento adecuado para que los siniestros más importantes queden cubiertos bajo póliza.

La cobertura que ahora nos ocupa es controvertida y a nuestro juicio imprescindible para pymes. Podemos encontrarla en los condicionados de RC y consiste en la responsabilidad del asegurado por daños materiales ocasionados a bienes de sus clientes sobre los que el asegurado esté realizando algún trabajo o servicio.

Este tipo de daños, quedan fuera del ámbito de la RC General/Explotación puesto que se trata de una modalidad de incumplimiento contractual.  Se trata de una cobertura adicional y poco común.

El perfil de cliente que necesita esta cobertura es el de pymes dedicadas al mantenimiento de maquinaria industrial, que trabajan reparando y manipulando equipos muy costosos y para grandes compañías del sector industrial y energético, cuyos centros de producción se encuentran deslocalizados de los grandes núcleos urbanos. 

Un ejemplo de siniestro (al finalizar una de las operaciones de mantenimiento correctivo, el operario no hace las comprobaciones oportunas antes de arrancar la máquina, y ésta sufre daños irreparables) puede llevar a la reposición del equipo con un valor asegurado de 300.000 euros. 

Sin esta cobertura, la pyme tendría que hacer frente al pago del siniestro lo cual puede suponer el cierre de su actividad.  Es una cobertura costosa que no todas las compañías aseguradoras pueden ofrecer. El principal problema radica en que los mercados más generalistas no la incluyen y, al tratarse de pymes, no suelen tener acceso a aseguradoras más especialistas en estas coberturas, principalmente centradas en clientes con un perfil global o con necesidad de un programa multinacional. 

Conclusiones

  • La garantía de daños a los bienes sobre los que se trabaja es una cobertura adicional que no forma parte de las garantías habituales de una póliza de RC. 
  • Su contratación está recomendada a las empresas del sector de las pymes que desarrollan labores de mantenimiento de maquinaria industrial. 
  • Por esta razón, los mediadores deben ser conocedores de las necesidades de sus clientes en el aseguramiento de sus riesgos.
  • Debido a su coste, solo deberán recomendar este tipo de cobertura en aquellos casos en que sea necesaria.
  • La contratación de esta cobertura es una garantía de solvencia y estabilidad económica para una pyme en caso de siniestro. 

Sin embargo, una pyme no solo ha de contar con una cobertura como la aquí tratada, al mismo tiempo y en consonancia, ha de realizar una adecuada política de prevención de riesgos en dos ámbitos:

  • Protocolos: en ocasiones, los operarios de estas empresas son técnicos sin experiencia previa en la manipulación de este tipo de maquinaria sensible y, por lo tanto, la formación y protocolos de trabajo, incluyendo check lists, son esenciales para evitar malas prácticas. 
  • Formación: las empresas dedicadas al mantenimiento de maquinaria industrial deben homologar a sus operarios en las labores específicas a desempeñar, y garantizar una formación continua para asegurar una correcta prestación de los servicios.

En la medida en que la cobertura de daños a los bienes sobre los que se trabaja puede ser una garantía de pervivencia de una pyme, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que cumple con una indudable función social.