Más allá del Salario

Ya he comentado antes que, entre los motivos para un cambio laboral, el salario no era el prioritario; de hecho, la mejor o peor sintonía con el jefe suele ser el mayor detonante de un giro laboral. Ahora, si bien el salario no era el principal, siempre ha estado entre los tres primeros ejes decisores. 

Sin embargo, en los últimos años, y con un acelerador claro como ha sido la pandemia, han nacido nuevas prioridades. Cuando entrevistamos a profesionales y les planteamos nuevos retos, en función del nivel jerárquico nos preguntan por la política de teletrabajo y beneficios sociales enfocados a conciliar vida personal y profesional. En un mundo de innovación constante en todos los sectores y procesos, estamos también ante una ola de nuevas herramientas y soluciones que ayudan a captar, fidelizar y retener al talento en las compañías. ¿Cuáles son?

Limite

 

Históricamente, y muy valorados, encontramos los seguros de salud para el empleado y los familiares que se abonan en su totalidad, en parte o través de herramientas de compensación flexible. También, desde hace años existen: aportaciones al plan de pensiones, seguros de vida y accidentes, tickets restaurante, tickets guardería…

En posiciones técnicas están de moda las jornadas laborales abiertas, en las que se definen unos hitos y fechas de entrega, y el profesional puede decidir hacerlo en el horario que mejor le convenga (mañanas, tardes, noches o incluso madrugadas). Esto está cogiendo mucha fuerza y va a ser un punto estratégico para la captación de profesionales de perfiles muy digitales/data/tecnológicos. 

Hay otras ventajas innovadoras e interesantes cada vez más aceptadas. Podemos mencionar:
Plataformas de beneficios a empleados, como Cobee o Betterfly, donde el empleado y el responsable de compensación pueden contratar, controlar y gestionar de manera instantánea una amplia oferta de beneficios y soluciones.

Adelanto salarial: el empleado puede decidir cobrar antes de final de mes la cantidad devengada en ese momento, con un pequeño coste de integración para la compañía y una comisión por el adelanto. Las más conocidas son Wagestream, Payflow o Devengo. 

Ayuda o pago de gimnasios y otras actividades de ocio. Hay compañías, sobre todo anglosajonas, que llevan años ofreciendo esta posibilidad con cheques para ir al gimnasio. Pero han nacido grandes plataformas que se integran con los Departamentos de RRHH y ofrecen una amalgama super atractiva de servicios deportivos y de bienestar. La más conocida es Gympass. 

Formación en idiomas o en nuevas habilidades técnicas. En este sentido, han surgido dentro de las grandes escuelas de negocios y startups nuevas soluciones más atractivas y de ágil manejo para ofrecer formación actual, digital y atractiva a los empleados. En estas fórmulas, si el coste es elevado se tiende a firmar acuerdos de permanencia en la empresa que ayudan a fidelizar y retener talento. 

Hay muchas más herramientas en esta línea, pero la conclusión final es la misma: las empresas deben estar actualizadas en las soluciones más innovadoras para competir con actores que cuentan con ‘otras’ ventajas, como las startups. Todos queremos tener a los mejores en nuestros equipos, pero para ello hay que empezar a cuidarlos en su faceta íntegra de personas, es decir, más allá del salario.