Bienestar integral

 

Cigna se ha adaptado a las nuevas necesidades del trabajo híbrido con una oficina “multifuncional”, en la que priman diferentes espacios para la colaboración, la conexión y también la distensión. “La amplitud y los espacios individuales amplios hacen que tengamos un entorno ideal de trabajo en oficina”, valora Olivia Gómez, HR Manager de la entidad, que ha tomado la decisión de adoptar un modelo híbrido, de forma que solo un 35% de los empleados coincida en las instalaciones. Empresa ‘Top Employer’ por cuarto año consecutivo, la aseguradora reafirma su compromiso con el bienestar integral de sus empleados.

 

Las oficinas centrales de Cigna en Madrid están situadas en el Parque Empresarial La Finca, en Pozuelo de Alarcón. Cuentan con 3.000 metros cuadrados en los que la compañía pone a disposición de su personal “todas las facilidades necesarias para que los equipos puedan realizar sus actividades en el formato de trabajo híbrido, con el objetivo de que se sientan cómodos e integrados”, según Olivia Gómez, HR Manager. Se han adecuado las instalaciones a esta nueva forma de trabajar, con áreas más versátiles con el fin de fomentar las reuniones informales y la conectividad entre trabajadores.  

El feedback con el nuevo diseño es “muy bueno”. “Es el conjunto de todos los elementos lo que hace que tengamos un espacio al que todos nos gusta venir a colaborar juntos”, indica Gómez. 

Dentro del compromiso con el bienestar integral de los empleados, una de las metas se centra en la comunicación y el contacto constante, para lo que se ha desarrollado un proceso de digitalización en un entorno de trabajo “amable y flexible”.  Además, para mantener un ‘entorno de trabajo positivo’, se ha modificado la estrategia de gestión de Recursos Humanos. “Damos mayor impulso al desarrollo potencial de cada persona y ofrecemos una cultura de feedback continuo, así como flexibilidad y conciliación absoluta”, explica Gómez. 

 

 

“El change management ha sido un elemento clave, dado que ha sido esencial que los empleados entendieran, aceptaran y adoptaran correctamente la nueva hoja de ruta de la compañía, de forma que la vuelta a la oficina no interfiriera en la consecución de los objetivos establecidos”, apunta.

La entidad cuenta con un programa de retribución basado en resultados y que incentiva a pensar precisamente en términos de resultados que aportan al negocio.

El formato de trabajo híbrido, sustentado por las adecuadas herramientas de conectividad y conexión, viene acompañado también de políticas de desconexión digital. 

Actualmente, la aseguradora cuenta con 700 empleados, un 10% más que en 2020. Este aumento se explica por el desarrollo de una política de Recursos Humanos que atiende de “forma integral” las necesidades de la fuerza laboral.  
“Nos esforzamos por ofrecer una experiencia extraordinaria a nuestros empleados”, concluye la responsable de la entidad.