1.

Si pudiera elegir el mundo en el que vivir...  ¿cómo sería? 

Sería un mundo sin tantos egos y sin tanta ansia de poder, en el que podamos disfrutar de los buenos momentos, con la tranquilidad de ofrecer a nuestros hijos un futuro maravilloso. En el que podamos reír mucho.


2.

¿Su libro favorito? 

Sería muy difícil decantarme por alguno, casi todos me aportan algo. Actualmente estoy leyendo: “La Muerte de la Muerte”, de David Wood y José Luis Cordeiro; “Inteligencia Artificial en el ámbito de la salud”, de Adam Bohr; y, curiosamente, “Putin. El poder visto desde dentro”, de Hubert Seipel, un periodista de investigación alemán de gran reputación. Uno de los libros que recuerdo y que me llamó muchísimo la atención es: “21 Lessons for the 21st Century”, de Yuval Noah Harari, uno de mis historiadores favoritos. 


3.

Una frase que la defina como profesional y como persona

Una de Darwin. La que dice que no sobrevive el más fuerte, ni el más inteligente, sino el que se adapta mejor al cambio. Me considero una persona con capacidad de adaptación a las nuevas circunstancias. Me encantan los nuevos proyectos, porque hacen que se salga de la zona se confort y se evolucione. 


4.

¿Una historia que siempre la acompaña? 

Mi primera experiencia profesional. Todavía estudiaba para ser Actuario y tenía interés por formarme en las necesidades de los clientes . El primer día me dieron las páginas amarillas para que consiguiera visitas comerciales. Cada entrevista lograda era una gran ilusión. 


5.

Si pudiera pedir un deseo, ¿cuál sería?

Pediré dos deseos: Uno, que no tengamos la tercera guerra mundial y, otro, que las empresas adopten la cultura ‘People First’ de  Howden.